La integración del Hospital Insular está a la espera de blindar o no a interinos

El presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, acompañado por el Secretario General Técnico de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, Abraham Luis Cárdenes González, y el consejero de Sanidad de la primera Institución Insular, Juan Manuel Sosa, mantuvieron en la mañana del miércoles, 1 de agosto, una reunión informativa con los trabajadores del Hospital Insular al objeto de “despejar dudas, miedos e incertidumbles de la plantilla” al respecto del proceso de integración del Hospital Insular al Servicio Canario de Salud (SCS).

Unas incertidumbres de las que me hago cargo, especialmente del personal interino y de sustitución, todo ello más allá del preacuerdo de la Asamblea de Trabajadores que arrojó una votación dividida, con un resultado mayoritariamente en contra de aceptar la propuesta elevada por el SCS en la Comisión Negociadora”, afirmó el presidente.

En esta votación, desde el sindicato Intersindical Canaria insistían en que este pre acuerdo no blinda a los trabajadores interinos; y para el sindicato mayoritario en el Hospital, esta es razón suficiente para seguir sin rubricar la propuesta.

Según el Cabildo, esta propuesta ha sido calificada “por los tres sindicatos con representación de los trabajadores de “buena” y que la dirección política del Cabildo también entiende que es “ventajosa y que mejora la actual situación de la mayor parte de la plantilla, sobre todo del personal interino y de sustitución”, pero que sin embargo en la pre-votación del pasado 27 de julio en Asamblea se saldó con 89 votos en contra, frente a 52 conformes, 1 voto en blanco y 2 nulos”.

La integración ha topado con el enfrentamiento entre Intersindical Canaria, que se opone- y Comisiones Obreras, que lo apoya. En las últimas horas se han cruzado declaraciones. Y en un comunicado CCOO expone que en la Asamblea de trabajadores se realizaron “afirmaciones falsas, junto con manipulaciones y fábulas de todo tipo, buscando inyectar un miedo ilógico en los trabajadores, el cual tuvo su reflejo en el simulacro de votación (…)”, y que la integración del hospital “es un hecho que se producirá al cien por cien de seguridad”. Advierten desde CCOO que tienen “muy claro” que los avances contenidos en la última propuesta son “lo suficientemente sustanciosos como para suscribirlos y afianzar así un futuro”.