La Guardia Civil ya había detenido a los miembros del grupo de “descuideros”

La Guardia Civil en Lanzarote ya detuvo a finales del pasado mes de enero a tres de las personas de nacionalidad rumana (V.N., M.C. y S.N.) que formaban parte de un grupo que operaba este invierno en la Isla y que fue desmantelada por la Policía Nacional. Fueron previamente detenidos por la Guardia Civil como presuntos autores, el primero, de un delito de estafa y hurto; y los restantes por detención ilegal, lesiones y otro de hurto. Ya que le causaron a V,N, numerosos hematomas y una luxación de tobillo.

Todos ellos tienen relación con las detenciones que también practicaba la Policía Nacional a los componentes de un grupo organizado de “descuideros” que durante días protagonizó varios pequeños hurtos en la Lanzarote, aprovechando los descuidos de los turistas, fundamentalmente.

A raíz de varios hurtos cometidos durante el pasado mes de diciembre en la zona de Costa Teguise, al descuido, tanto sobre turistas extranjeros como en tiendas de perfumería, los agentes de la Guardia Civil habían obtenido varios indicios sobre la presunta autoría de varias personas en los delitos, identificando al menos a uno de ellos.

Fue el pasado dí 24 de enero cuando una de las referidas personas sospechosas, concretamente V.N., acudió al Puesto Principal de Costa Teguise para denunciar una detención ilegal y varias lesiones cometidas horas antes por otras dos personas, con las cuales había cometido varios hurtos en la mencionada zona, por las que tuvo que ser atendido en el Hospital General de Arrecife.

A la par que se recogía la denuncia de V.N., se le detenía por un delito de estafa y hurto. Se le detenía porque la Guardia Civil ya contaba con imágenes de este individuo en un cajero de banco, cuando utilizó una tarjera robada.

V.N. informó que los supuestos agresores eran dos conocidos suyos con los que previamente habían cometido varios hurtos y que, por motivos desconocidos, horas antes le retuvieron contra su voluntad en el domicilio donde se hallaban, en la localidad de Órzola, y le agredieron.

Durante el día 25, los agentes del Equipo Territorial de Policía Judicial de Costa Teguise y la comitiva judicial, registraron la casa en cuestión para localizar posibles indicios para el correcto esclarecimiento de los hechos, recogiendo además V.N. sus efectos personales y devolviendo el vehículo de alquiler a la empresa en cuestión.

Inmediatamente, la Guardia Civil participó a las unidades de la isla las identidades de los supuestos agresores con el fin de detenerlos.

Al día siguiente, un agente de la Guardia Civil, libre de servicio, localizó a aquellos en las inmediaciones de Playa Honda, solicitando apoyo a una patrulla y deteniéndolos seguidamente como presuntos autores de varios delitos contra el patrimonio y contra las personas.

La Policía Local de Yaiza detuvo a otra mujer

En otro servicio, la Policía Local de Yaiza dio aviso a los agentes de la Guardia Civil  de Yaiza, ya que durante la mañana  del pasado  día 31 sorprendieron a una mujer de nacionalidad rumana –relacionada con los agresores citados- tras hurtar la cartera a un turista, quedando investigada como supuesta autora de un delito de hurto y pasando a disposición judicial, no pudiendo sin embargo recuperar la cartera robada, al sospechar los agentes de que colaboraba con otra persona.

Además el día 28  M.C. y S.N. fueron nuevamente detenidos por la Policía Nacional, por un presunto caso de detención ilegal sobre una mujer de su misma nacionalidad, siendo registrado otro domicilio de Arrecife, donde se encontraron diversos efectos robados como teléfonos móviles, perfumes, etc.

Los detenidos quedaron a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de la localidad de Arrecife.

Fuentes de la Guardia Civil confirman que los detenidos fueron puestos en libertad y ya no están en la Isla.