La Guardia Civil interviene tres nasas ilegales en el litoral Este de Lanzarote

La nasas carecían de balizamiento y placas, y contenían unos 30 kilos de pescado.

Ayer el Destacamento Marítimo de Fuerteventura intervenía tres jaulas de pesca, o nasas, de grandes dimensiones -sin identificación- en aguas cercanas al litoral comprendido entre Costa Teguise y Los Ancones, en Lanzarote.

Según la Guardia Civil, las mismas incumplían diferentes preceptos recogidas en la citada legislación, como carecer de balizamiento preceptivo y la placa de identificación.

La colaboración ciudadana fue fundamental en el hallazgo de las artes, ya que fueron pescadores de la zona los que avisaron a la Guardia Civil de la citada situación el pasado martes.

De esta manera, la tripulación de la Patrullera Río Orbigo, perteneciente al referido Destacamento, procedieron a la búsqueda de las nasas, dando como resultado su localización fondeadas a una profundidad entre 20 y 60 metros en el litoral Este de la Isla.

Una vez localizadas, la Guardia Civil procedió a sacarlas del agua, comprobando que su tamaño superaban los tres metros de diámetro; además de comprobar que en su interior había aproximadamente 30 Kilos de pescado (abaes, samas, sargos etc…), ejemplares que fueron devueltos inmediatamente al mar, según informan.

Las nasas intervenidas fueron trasladadas y posteriormente depositadas en el Puerto de Puerto Naos (Arrecife), donde han quedado a disposición de la Viceconsejería de Pesca y Agricultura del Gobierno de Canarias, prosiguiendo la Guardia Civil con el operativo de identificación de los presuntos autores.

Desde la Guardia Civil recuerdan hoy que actualmente la utilización de nasas viene regulada en la citada Orden –concretamente artículos 12 y 13- y en el Real Decreto 182/2004, de 21 de diciembre –artículo 25-  que desarrolla el Reglamento de la Ley de Pesca de Canarias; dichas normas legales fijan una serie de disposiciones como la regulación de las placas identificativas de las nasas y la profundidad mínima a la que deben estar situadas, así como el balizamiento de las mismas y bollas permitidas.

Las mismas deben poseer en su extremo de la superficie una boya reflectante de color rojo o naranja con una dimensión mínima de 20 cm de diámetro y  deberá llevar impreso el folio de la embarcación a que pertenece y el nombre de la misma. 

En cuanto a las posibles sanciones, el uso furtivo de nasas en el litoral marítimo puede conllevar sanciones administrativas de hasta 60.000 euros, en virtud del Título V de la Ley 3/2001, de 26 de marzo, de Pesca Marítima del Estado.

10 Comments

Add a Comment