La Guardia Civil interviene numerosos efectos robados en viviendas de Yaiza

La incautación se realizó tras registrar la vivienda del sospechoso.

La Guardia Civil del Puesto Principal de Yaiza ha detenido a una persona de 24 años de edad (F.J.L.L) y de nacionalidad española, como presunto autor de cinco delitos de robo con fuerza en las cosas, concretamente cometidos en viviendas del citado municipio sureño de Lanzarote.

Según detallan los investigadores, las pesquisas comenzaron desde el pasado mes de mayo, a raíz de las primeras denuncias presentadas por dichos delitos, comenzando por ello el Área de Investigación del citado Puesto las investigaciones de estos hechos.

La Guardia Civil recabó varios “indicios importantes”, dicen, tanto de las “manifestaciones de varios testigos y víctimas de los hechos como de las inspecciones en diversos negocios o comercios dedicados a la compra y venta de bienes u objetos usados”, los cuales están obligados por la Ley Orgánica 4/2015, de Protección de la Seguridad Ciudadana, a llevar un registro documental y de información.

La investigación se inició el pasado mes de mayo, tras las denuncias de los primeros robos en Yaiza.

De esta manera, los agentes comprobaron que varios de los objetos denunciados como robados habían sido vendidos en esos comercios en Arrecife, siendo reconocidos por los propietarios legítimos.

Productos valorados en más de 10.000 euros

En base a estos hechos los agentes pudieron identificar al presunto autor de los hechos y averiguar donde residía. Sin embargo, al no ser localizado y saber la Guardia Civil que el mismo tenía en su domicilio – una vivienda de Yaiza que tenía ocupada ilegalmente– numerosos objetos presumiblemente robados, los investigadores solicitaron del Juzgado de Guardia de Arrecife un mandamiento de entrada y registro.

Una vez concedido el mandamiento, los agentes procedieron al registro del inmueble, donde se incautaron de numerosos efectos (sofás, muebles de interior, mobiliario de terraza, mesa de ping-pong, frigorífico, televisor, herramientas, etc), objetos que tienen una valoración superior a los 10.000 euros, según estiman desde la Guardia Civil en la valoración de los enseres sustraídos con los que logró amueblar la casa.

Tras la intervención de los efectos, la Guardia Civil contacta con varios de los perjudicados, que finalmente reconocen los efectos como de su propiedad. Luego, el día 1 de septiembre procedían a la detención del presunto autor por delitos de robo con fuerza en viviendas, devolviéndose los objetos recuperados a sus legítimos propietarios.

El detenido ha pasado a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de la localidad de Arrecife.