La Guardia Civil inspecciona la zodiac que trasladó a una turista a Lobos

El Servicio Marítimo Provincial (SMP) de la Comandancia de Las Palmas, después de intervenir en el auxilio y evacuación de una turista en el islote de Lobos, inspeccionó la embarcación tipo zodiac que realizó el viaje desde Corralejo al islote, donde presuntamente resultó lesionada una turista. Por lo que señalan, en el transcurso de la excursión recibió un fuerte golpe “motivado por las características, velocidad de la embarcación y estado de la mar”, señalan desde la Benemérita.

La Guardia Civil evacuó a la turista desde el islote de lobos hasta Fuerteventura, en un barco que cubre la línea regular en este trayecto, al tratarse de una embarcación más grande para garantizar la estabilidad de las lesiones que presentaba.

La tripulación de la patrullera S36, del Destacamento Marítimo de Corralejo (Fuerteventura), torno a las 13:10 recibió un aviso del Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES) 112 solicitando el auxilio de una turista de mediana edad que se encontraba lesionada en el islote de Lobos.

Los agentes se desplazaron en la patrullera S36 desde Corralejo, localizando en las inmediaciones de un local de restauración a una persona de mediana edad lesionada e imposibilitada para caminar, todo ello debido a una posible lesión causada en el viaje de ida a Lobos.

En el lugar se encontraba un especialista facultativo del Hospital Doctor Negrín, que previa identificación a los agentes realizó una primera valoración médica y administró, auxiliado con el material y medicamentos del botiquín de la patrullera S36, un medicamento por vía intravenosa para poder paliar los dolores durante el trayecto hasta el muelle de Corralejo.

Debido al estado de la mar y el fuerte oleaje, la Guardia Civil decidió el traslado en una embarcación más  estable debido a la fuerte marejada, realizándose finalmente en una embarcación de pasajeros hasta Corralejo.

Inspección y denuncia administrativa

Posteriormente, la Guardia Civil realizó la correspondiente inspección a la embarcación tipo neumática de 7’49 metros de eslora que transportó a la mujer accidentada al islote de Lobos. Dicha inspección dio como resultado una infracción administrativa por carecer de despacho al no efectuar su presentación.

Nos recuerdan que el despacho es el procedimiento administrativo mediante el cual la Capitanía Marítima o el Distrito Marítimo comprueba que  los buques y embarcaciones civiles -y por lo tanto también las embarcaciones de recreo- cumplen con todos los requisitos exigidos por las normas legales para poder efectuar las navegaciones y tráficos que pretendan realizar, así como que cuentan con las autorizaciones legales exigibles y su tripulación es la adecuada en cuanto a número y titulación.