La gesta de las campanas de la torre

Las que tuvieron que ser retiradas en 2013 por peligro de desplome son las dos campanas de la derecha.

La iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe de La Villa de Teguise luce estos días sus antiguas campanas, aquellas elaboradas en bronce en un taller de Barcelona a finales del siglo XIX y en las que se puede leer “Sonora, sonora, Virgen de Guadalupe”. Tras la mejora del campanario y los anclajes que sujetan las campanas, éstas han podido regresar a su morada. Los avispados “trompeteros” dejaron de escucharlas a finales de la pasada década; otros, aún hoy adormecidos, las dejaron de oir bastante antes.

Eran presentadas este martes en un acto institucional que incluyó desayuno periodístico en la antigua capital insular.

A la sombra del templo más antiguo de Lanzarote, se producía esta puesta de largo en la que el alcalde de Teguise, Oswaldo Betancort, afirmó que tenía el “profundo orgullo de presidir hoy esta importante gesta que tras numerosos años de incesantes reuniones hemos conseguido entre todos”, esto es, “que nuestras campanas vuelvan a sonar en nuestro pueblo”.

En este sentido, Oswaldo Betancort, rememoró las palabras de Don Antonio Gil, párroco de esta iglesia cuando allá por el año 1909 se produjo el incendio que devastó esta iglesia: ¡¡¡Dios mío, dios mío, que ha sido de mi iglesia!!!, y resaltó que “la posición del ayuntamiento siempre ha sido diáfana en lo que se refiere a rescatar, actualizar y preservar el patrimonio de todos, lo que nos identifica como pueblo, lo que compone nuestro paisaje natural, histórico y humano”. Incidió en que “para lograr un mejor futuro el pasado ha de ser reconocido, amado y comprendido por todos, y ahí será donde nos encontraremos con el único e inmenso objetivo de recuperar más si cabe el sentimiento de pertenencia a la primera capital que se funda en las Islas Canarias conquistadas, y en la que celebramos nuestro 600 aniversario en 2018”, recordó el alcalde de Teguise.

Oswaldo Betancort aseguró además que “venimos poniendo en hora a Teguise desde que comenzó este gobierno, trabajando por este pueblo, y con este acto que hoy nos reúne, corroboramos de forma simbólica los valores de la perseverancia y la constancia, ingredientes imprescindibles para conseguir cualquier meta que nos propongamos en nuestra vida”.

Además del primer edil, y miembros del grupo de Gobierno local, al encuentro acudía también la consejera insular de Patrimonio, Carmen Rosa Márquez.

Betancort realizó un encendido alegado de la conservación patrimonial local, al socaire de las nuevas campanas.