La gastronomía insular se exhibe en Milán como atractivo añadido

unnamed (10)

Bajo el paraguas del producto turístico ‘Saborea Lanzarote’, y en el stand de Saborea España, fueron tres los showcookings ofrecidos por la expedición lanzaroteña en la Exposición Universal de Milán.

Pedro Santana, del Restaurante Casa Brígida, y Marco Antonio Rodríguez, del Restaurante El Risco, fueron los encargados de mostrar la cocina lanzaroteña y sus productos, haciendo un recorrido por los distintos paisajes insulares, desde las playas a las salinas, al Jable, a La Geria, acabando en el Archipiélago Chinijo, vinculando los sabores y texturas de la materia prima con el origen de estas producciones, el clima y el paisaje del que forman parte.

Según sus promotores, “la isla conquistó a los miles de visitantes de esta feria” con sus lomitos de cherne ligeramente salados con mosaico de batata del Jable, sus papas arrugadas y mojos tradicionales, su queso de cabra curado con pimentón, las mermeladas de batata con mojo e higos indios con gofio de Mama Lala y el vino malvasía seco de D.O. Lanzarote.

Esta acción se enmarca dentro del Plan de Marketing que Saborea España ha puesto en marcha y del que participa -como miembro activo- la isla, a través de la marca y producto turístico ‘Saborea Lanzarote’.

“El posicionamiento estratégico de Lanzarote en esta Feria ha sido el de poner en valor los recursos y la cultura enogastronómica de la isla, ofreciendo nuevas experiencias a nuestros potenciales visitantes, en este espacio que congregó a una media de 30.000 personas diarias en el Pabellón de España”, apuntó el consejero de Turismo de la Corporación insular, Echedey Eugenio.