La subasta de material vitivinícola del Complejo queda desierta

Algunos de los depósitos de acero inoxidable.

Algunos de los depósitos de acero inoxidable.

Finalmente, tras la ausencia de propuestas y la no formalización de una oferta, ha quedado desierta la subasta del material vitivinícola del Complejo Agroindustrial de Teguise que inició el pasado año el Cabildo de Lanzarote.

La subasta de parte de este material se declaró desierta mediante decreto de fecha 27 de abril de 2016, por no haberse formalizado dentro del plazo establecido el contrato de enajenación propuesto en su día por la única bodega insular que mostró interés con hacerse con algunos equipos. Antes, ya en otro decreto del verano de 2015 se declaraba desierto otro lote por no haberse presentado o admitido proposiciones a los mismos. Se podía pujar por cada elemento por separado.

La subasta del material de la bodega pública del Complejo Agroindustrial de Teguise se inició hace más de un año, un proceso en el que se ponía sobre la mesa de enajenación de tres depósitos de 130.000 litros, cuarenta de 20.000 litros, una embotelladora y otro material. El precio de salida se aproximaba a los 200.000 euros. El material lleva años sin uso y se ha ido deteriorando, excepto unos cuarenta depósitos de acero inoxidable, que se encontraban en mejor estado.

Con esta subasta se buscaba, según explicaban desde la Institución insular, no interferir en el sector del vino, deshaciéndose de herramientas de la bodega creada en el Complejo hace unos 25 años, cuando en 1997 surgía la bodega insular. Luego, en el 2000 el Cabildo firma un acuerdo con la Cooperativa de Viticultores para uso de esta infraestructura, aunque poco después la entidad fue disuelta.