La DGT adjudica el sistema eléctrico para los nuevos “radares ciclistas”

La Dirección General de Tráfico ha adjudicado la obra de instalación en Lanzarote de un “sistema de alimentación eléctrica y alternativa para los cinemómetros” que prevé colocar en varios tramos de uso mixto vehículos-bicicletas.

La DGT formalizó el contrato el pasado jueves con la empresa Sociedad Ibérica de Construcciones Eléctricas, S.A., por un importe de 211.838,12 euros, por ser la oferta más ventajosa para ese este Organismo.

Antes, ya hace unas semanas la empresa Lanzagrava ganó el concurso para ejecutar los trabajos de canalización y cimentación en los tramos de carreteras insulares que contarán con estos diez dispositivos que regularán la velocidad de circulación en zonas muy frecuentadas por ciclistas. Fue el Cabildo lanzaroteño quien licitó esta primera intervención de una planificación que se desplegará en las carreteras LZ-702, LZ-67, LZ-56 y LZ-30, dotándolas de señalética y cinemómetros encargados de controlar la velocidad. El objetivo es contribuir a una mayor seguridad del tráfico motorizado ya que más de 30.000 ciclistas transitan mensualmente por estos viales de Lanzarote.

Con la adjudicación de la instalación del sistema eléctrico sellada la pasada semana por la DGT, se avanza en el proceso administrativo de adjudicaciones de este proyecto que ha sido puesto en marcha enmarcado en la propuesta ‘Vía Ciclista de Lanzarote’ (VICI), y fruto de un convenio de colaboración entre la Jefatura Central de Tráfico y el Cabildo insular.

La previsión es que se mantendrá, como hasta el momento, en 60 kilómetros por hora la velocidad máxima permitida.

La instalación se hará en los viales del denominado ‘Anillo del Fuego’. Este ‘Anillo’ tiene como eje principal el entorno del Espacio Natural Protegido de La Geria y el Parque Nacional de Timanfaya, dando conexión hasta el sur con el núcleo turístico de Playa Blanca.

(Foto: cedida “holaislascanarias”).