La “casa del cura” costará 600.000€ y acogerá un centro sobre el palmeral

El Cabildo de Lanzarote ha confirmado el inicio de la tramitación para la compra del inmueble en Haría conocido como la “casa del cura”. Aclaran que la adquisición cuenta con la colaboración y el visto bueno del Departamento de Patrimonio Histórico de la primera Institución Insular, dirigido por la consejera Carmen Rosa Márquez, se hará por un importe de 600.000 euros y tiene como objetivo poner en valor y proteger el patrimonio cultural y natural del municipio de Haría.

Según ha manifestado el consejero de Hacienda y Contratación, Luis Arráez (foto de portada), una vez finalice el proceso de compra el inmueble será entregado al Ayuntamiento de Haría, que tiene previsto darle uso como Centro de Interpretación del Palmeral, según señalaba en el documento facilitado en su día a la institución insular por el consistorio local, que lo consideraba interesante en su promoción cultural y turística.

Hemos alcanzado un acuerdo definitivo con los propietarios para proceder a la compra del inmueble. La adquisición de “la casa del cura” se enmarca dentro del Plan de Desarrollo del municipio de Haría recogido en el acuerdo entre el Cabildo de Lanzarote y el Ayuntamiento de Haría y mediante el cual, en un plazo de 10 años, realizaremos diferentes actuaciones como la recuperación de bienes de interés patrimonial”, apuntó el consejero.

Por su parte el presidente de la primera Institución insular, Pedro San Ginés, ha indicado que, “este tipo de iniciativas y proyectos son lo verdaderamente importante para los vecinos de Haría y no la confrontación institucional a la que nos quieren llevar los grupos minoritarios que no recibieron el respaldo de la ciudadanía.

Fue en julio de 2017 cuando el Ayuntamiento de haría trasladó a la Corporación insular su interés por la adquisición de la edificación. Se trata de una vivienda de una planta encalada, con cubierta plana de azotea y planta cuadrada, con patio interior en torno al cual se distribuyen las dependencias de la misma. La fachada mantiene el esquema tradicional simétrico de cinco huecos, con puerta al centro y dos ventanas de guillotina a cada lado. Precede la entrada un jardín rodeado por un pequeño muro que restringe el acceso directo al inmueble. Se trata de un edificio con dos partes diferenciadas.

La principal es una vivienda histórica de finales del siglo XIX (1895) rehabilitada posteriormente, y la segunda es una ampliación que se llevó a cabo a finales de la década de los 80. La zona exterior del terreno ha sido dedicada a aparcamiento. Consta de 1077,5 metros cuadrados construidos.

One Response