La Cámara plantea rellenar el puerto vaciando la escombrera de Argana

Imagen de archivo de una visita realizada por ediles arrecifeños a la escombrera.

Existen varias empresas interesadas en procesar los residuos y gestionar el entorno de la escombrera de Argana (Arrecife) “para adecuarlo y recuperarlo”, según afirman hoy desde la Cámara de Comercio de Lanzarote.

Desde el ente cameral urgen a la toma de decisiones “para aprovechar la oportunidad que plantean las obras del cierre sur del puerto de Arrecife y no dejarse dormir a que se pase el momento y sea demasiado tarde”, asegura el presidente de la Cámara, José Torres.

Se refiere Torres a las miles de toneladas de escombros acumuladas durante décadas en cerca de dos millones de metros cuadrados; el saldo de la escombrera de Argana Alta, cerrada en 2010 tras las denuncias de la Agencia de Protección del Medio Urbano (APMUN) por la situación en la que se encontraba.

Según los responsables de la Cámara, este espacio va camino de convertirse en el parque eólico más importante de la isla, ya que se ubica junto al Parque Eólico Teguise I, donde se acaban de instalar 9,2 MW, y donde están previstos dos nuevos parques (San Bartolomé y Arrecife) que multiplicarán por tres la potencia instalada actualmente.

Estiman que es esta “una razón de peso para reclamar su regeneración y devolver este lugar al espacio original”. También apuntan en un comunicado público que “la escombrera representa un peligro para todo el barrio de Argana, que en caso de producirse lluvias fuertes estaría expuesto a graves desprendimientos. A las escasas garantías de seguridad que representa la escombrera, se suma el desconocimiento sobre la procedencia y tipología de los residuos acumulados, sobre si son contaminantes o peligrosos”, afirman.

No obstante, la Cámara de Comercio tiene constancia de que hay toneladas de piedra limpia procedentes de la construcción, que podrían aprovecharse para los rellenos de las obras del Puerto de Arrecife, como el cierre sur que se va a construir este año.

Por ello, desde la Cámara están recogiendo firmas entre las empresas y vecinos de la zona para que se vacíe la escombrera y se recupere el entorno. Los interesados en apoyar esta demanda pueden pasar por las oficinas de la Cámara, situada en Argana Alta, según aclaran los promotores de la iniciativa popular.

Señalan de este forma al Ayuntamiento de Arrecife, que, de secundar la idea, debería encargar un estudio topográfico previo que determinará qué tipo de materiales se encuentran en la zona, antes de llegar a un acuerdo con cualquier empresa privada (aún por definir), que sería la autorizada para ejecutar los posteriores trabajos de restauración.

One Response