El senador Joel Delgado acude a una inédita comparecencia en el Cabildo

Con la ausencia ya anunciada de los grupos de la oposición en el Cabildo de Lanzarote, el senador conejero Joel Delgado comparece en el salón de plenos de la primera Institución insular para hacer un balance de su gestión como representante estatal, y hablará de los proyectos que se han puesto en marcha en la isla durante los dos últimos años.

A este encuentro con el representante en la Cámara Alta no acuden PSOE, Podemos, Somos Lanzarote y Ciudadanos ya que, afirman en un comunicado conjunto, “no se prestarán a acudir al acto organizado por Pedro San Ginés (Coalición Canaria)” ya que “el reglamento orgánico del Cabildo no permite que cargos públicos ajenos a la institución, y sin que se solicite formalmente, realicen comparecencias ante el Pleno”, argumentan.

Algunos de los integrantes del público que estaban en el inicio de la comparecencia hoy.

El senador por la isla ha sido acusado por la oposición en el Cabildo de querer ejecutar una operación “propagandística” de “lavado de imagen con esta supuesta comparecencia, tras el duro varapalo mediático sufrido en el mes de marzo, cuando la prensa estatal se hizo eco de los diferentes escándalos que han salpicado la trayectoria política de Delgado, hecho que condujo al senador a anunciar su retirada de la escena política”, según señalan estos partidos.

Una figura reglamentaria como es la comparecencia ante el Pleno debe ser respetada conforme a la norma”, apuntan los grupos de la oposición, quienes consideran que San Ginés estaría “sentando un grave precedente de uso partidista del salón de plenos del Cabildo”.

Delgado rechaza los vetos

Por su parte, desde el Partido Popular señalan que esta comparecencia no tiene más objetivo que “cumplir con el compromiso de transparencia, colaboración institucional y participación a los que se comprometió al asumir su cargo”.

Por este motivo, dicen los populares: “El objetivo es someterse a cuantas cuestiones o preguntas quisieran plantear libremente los partidos con representación en la corporación, sin vetar ningún asunto, incluido el de la polémica incompatibilidad del que se podía haber hablado hoy si hubiesen querido”.

El senador ha querido dejar muy claro que “el hecho de que el Reglamento de Organización y Funcionamiento del Cabildo de Lanzarote no contemple este tipo de comparecencias no quiere decir que se prohíban”.

A pesar de ello, y consciente de esta circunstancia y para evitar cualquier discusión técnica o polémicas partidistas estériles, la comparecencia se ha desarrollado al margen de cualquier sesión de Pleno, en contra de lo que inicialmente se solicitó. “Por tanto, es rotundamente falso que se haya vulnerado el reglamento en cuanto a las sesiones plenarias”, señalaba hoy antes de comparecer.