Haría sella la modificación del PGO en busca de una mayor edificabilidad

Después de resolver las alegaciones, el consistorio de Haría ha rubricado la aprobación definitiva de la revisión parcial de su Plan General de Ordenación (PGO), una vez remitida esta a la COTMAC y publicado el anuncio de rúbrica definita en el Boletín Oficial de Canarias este martes 7 de noviembre de 2017.

Según el Ayuntamiento norteño, con estos cambios se pretenden solucionar problemas concretos y corregir errores de menor entidad detectados en el documento inicial, así como introducir en el planeamiento actuaciones ya realizadas, como la biblioteca pública o la estación depuradora de Órzola, al igual que solventar problemas de interpretación.

En declaraciones del alcalde, Marci Acuña, “estas modificaciones y revisiones puntuales del PGO de Haría mejorarán las condiciones de edificabilidad en distintos núcleos poblacionales del municipio”.

Puntualiza el primer edil que la utilización de las normas reguladoras de usos ha puesto de manifiesto “ciertas carencias relativas a la separación entre los usos de industria, talleres y almacenaje y los usos de hostelería y restauración, diferenciándolos de las salas de reunión y las condiciones de implantación de oficinas”.

Se modifica también la normativa aplicable a los inmuebles de protección integral, con el objetivo de establecer un régimen diferenciado para las edificaciones protegidas con respecto a su entorno, de modo que se permita la ampliación “por razones de interés publico” y previo informe del Cabildo insular.

Asimismo, se han efectuado cambios en las condiciones particulares de las zonas y tipologías de edificación. Entre estos últimos, destacan el de la tipología de edificación cerrada y adosada, donde se elimina la exigencia de plaza de garaje para las parcelas de superficies reducida, así como la variación del régimen de usos compatibles para ampliar el número de usos que pueda establecer la misma.

En la tipología de edificación abierta y adosada se varía el régimen de usos compatibles para admitir el uso comercial y el dotacional, entres otras modificaciones, mientras que en la de ciudad jardín y adosada se varía el régimen de usos compatibles para admitir el uso industrial, de almacenaje y talleres anexos a la vivienda familiar, prohibido en el plan vigente.

Por otro lado, en relación a la tipología de edificación aislada se varía el régimen de usos compatibles para admitir el uso de hostelería y se modifica el frente vial mínimo para aquellas parcelas que se encuentran en fondo de saco.