Haría coquetea con los escandinavos

Las temperaturas estos días en Oslo, capital de Noruega, giran entre los 2 y los 9 grados, muy por debajo de los agradables 22 grados centígrados que disfrutaba un grupo de ciudadanos de aquel país que visitaron el pueblo de Haría.

El turismo saludable, los entornos naturales y la tradición son una buena combinación. Y quizá por ello el Ayuntamiento de Haría ha suscrito un acuerdo con los touroperadores Vital Reiser y Tui con el objetivo de sumar visitantes nórdicos a su municipio.

El alcalde de Haría, Marci Acuña, y la concejala de Turismo, Soraya Brito, eran los encargados de recibir al primer grupo de cerca de medio centenar de turistas noruegos que inauguraba esta nueva ruta histórica por Haría. Los responsables municipales les ofrecieron un pequeño enyesque de bienvenida, consistente en productos locales como quesos, mojos, mermeladas o miel; todo ello en el antiguo aljibe comunal. Querían así poner en valor la importancia del agua, la artesanía y el sector primario en estas tierras norteñas.

Los turistas pudieron conocer de primera mano la realidad del pueblo y de sus gentes, visitando, en compañía de una guía, el Taller de Artesanía, la Casa de César Manrique, el entorno de la Plaza, la Sala El Aljibe, el Museo Sacro y, cómo no, el Palmeral, entre otras localizaciones.

En palabras del primer edil norteño, su municipio sigue “apostando por un turismo sostenible que ponga en valor el patrimonio cultural y natural de nuestro municipio, por lo que con esta iniciativa pretendemos que quienes nos visitan conozcan la realidad  y los encantos de Haría, fuera del circuito turístico tradicional que oferta el resto de la Isla”.