Hacienda aprieta el control del alquiler vacacional en el plataforma Airbnb

Hacienda sigue endureciendo su control sobre los alquileres de viviendas y, en concreto, sobre los beneficios que obtienen los contribuyentes que arrendan sus inmuebles a través de páginas web como Airbnb.

Según la información facilitada por la Asociación Canaria del Alquiler Vacacional (ASCAV), en 2017, y según los datos ofrecidos por la Agencia Tributaria, 136.600 contribuyentes recibieron un aviso en el que se les indica que deben incluir en su declaración de la renta los ingresos derivados de esta actividad.

La cifra supone un importante aumento con respecto a 2016, cuando se emitieron unos 21.500 avisos, y es el resultado de la actividad que comenzó ya en la campaña de la Renta de 2015.

Entonces, el organismo dirigido por Santiago Menéndez realizó el siguiente aviso: “De acuerdo con los datos de que dispone la Agencia Tributaria, usted ha realizado anuncios de alquiler de inmuebles en diferentes medios publicitarios, incluido internet. Le recordamos que, en caso de haber percibido rentas por alquiler, deben incluirse en la declaración, así como cualquier tipo de renta por la que deba tributar y no conste en los datos fiscales”.

En aquel momento, la Agencia Tributaria identificó los pisos alquilados a través de internet como uno de sus principales objetivos ya que muchos de sus dueños no tributaban por los ingresos obtenidos. O, en otras palabras, que cometían fraude ya que no cumplían sus obligaciones con el fisco. Desde entonces, además del incremento en el número de advertencias, también se han declarado 522 millones en alquileres, lo que supone un aumento del 40%.

Airbnb no es la única plataforma que Hacienda investiga de cerca, ya que existen otras como Wimdu, HomeAway o los sitios web de las diferentes inmobiliarias. Pero sin duda éste es el caso más importante ya que se trata de la mayor compañía de alquiler de viviendas turísticas en España, según aclaran desde la Asociación Canaria del Alquiler Vacacional.

One Response