Frente común ante el posible recorte de fondos del POSEI en casi un 4%

Gobierno y asociaciones rechazaron de forma unánime la posibilidad de esta rebaja. (Imagen cedida).

Esta mañana se producía la reunión entre el Gobierno de Canarias y los representantes de las principales organizaciones profesionales del sector primario de las Islas, para establecer un frente común ante el anunciado recorte de un 3,9% que puede sufrir el Programa Comunitario de Apoyo a las Producciones Agrarias de Canarias (POSEI) en el presupuesto agrícola de la Unión Europea a partir de 2020.

En el encuentro han participado representantes de ASAGA, COAG Canarias, Asocan, PALCA, UPA, ASPA, Asprocan, Fedex, consejos reguladores de vinos, representantes de los subsectores ovino-caprino, vacuno, avícola y porcino, además del viceconsejero del Sector Primario, Abel Morales, y los directores generales de Agricultura, César Martín, y Ganadería, David de Vera.

El presidente regional, Fernando Clavijo ha destacado la importancia de que el sector primario “tenga ahora más que nunca una voz unánime, que transmita la fortaleza de los miles de agricultores y ganaderos que están detrás de esa voz que reclama que se le apliquen los derechos que le son reconocidos en el propio Tratado de Funcionamiento”.

El presidente ha recordado que Canarias es una región ‘diferente’, por su situación geográfica, su lejanía respecto al continente, su fragmentación territorial, su orografía… “circunstancias que la determinan como región ultraperiférica y que exigen que se le apliquen, como al resto de las RUP, políticas diferenciadas”.

Por su parte, el consejero de Agricultura y Ganadería del Ejecutivo, Narvay Quintero, ha informado que “desde hace dos años el Gobierno de Canarias viene exponiendo en diferentes foros europeos y estatales la necesidad de que los Estados miembros, principalmente España, Francia y Portugal, se comprometan a luchar para garantizar que un futuro presupuesto comunitario no afecte a las regiones ultraperiféricas“. Así se logró, ha recordado, este año en Tenerife cuando los ministros de Agricultura de estos tres países “se comprometieron a luchar para evitar que el Archipiélago y el resto de regiones RUP sean afectadas por esa posible disminución de las ayudas”.

La propia Comisión Europea ha reconocido en diversas ocasiones que las producciones de estas regiones no pueden competir en igualdad de condiciones en un escenario de libre mercado y cuyo presidente, Jean Claude Junker, aseguró que “vamos a seguir con los programas del POSEI para la agricultura, no cuento con reducirlos ni corregirlos a la baja”.

Sin embargo, recordaba el consejero regional, “acaba de plantear un descenso del presupuesto de la PAC que reduciría aproximadamente un 3,9% las ayudas directas del REA (de 72,7 a 69,9 millones) y del POSEI (unos 11 millones de euros menos, de 268 a 257 millones, aproximadamente). Este descenso es, incluso, superior al que se aplica en el resto de estados miembros (3,5%)”.

Esta propuesta, que respeta la autonomía de las RUP respecto al diseño de los programas y no incorpora un tope máximo de ayuda por perceptor, recorta unas ayudas que en el caso de Canarias suponen en el último año 268 millones de euros, una pequeña porción de los 408.000 millones que es el presupuesto total de la PAC en la actualidad.