El Servicio Canario de Empleo mejora en la evaluación del Ministerio

La eficacia de los servicios públicos de Empleo es cuestionada de forma recurrente por sectores empresariales ante su capacidad de insertar a nuevos trabajadores en el mercado. Estas oficinas autonómicas también son evaluadas por el Ministerio, con criterios objetivos, y donde ponen en liza diferentes indicadores para medir el grado de cumplimiento de cada comunidad, en cuanto a los objetivos estratégicos y estructurales marcados por la estrategia anual de activación para el empleo estatal”.

Este martes, la consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, Cristina Valido, resaltaba que en el último análisis deben de estar satisfechos “porque el trabajo que ha realizado el personal del Servicio Canario de Empleo -atendiendo a las personas desempleadas que acuden a las oficinas, ofreciendo orientación, gestionando formación, tramitando ayudas- ha conseguido que Canarias tenga el mayor grado de cumplimiento de estos objetivos, y este año las Islas reciban 124 millones y medio de euros del reparto de presupuestos de empleo para todas las comunidades”, expuso.

La evaluación del PAPE 2016, que esta mañana se ha presentado, establece diversos indicadores que miden los objetivos estratégicos y estructurales marcados por la estrategia nacional como la mejora de la empleabilidad de los jóvenes y de los colectivos especialmente afectados por el desempleo en los que Canarias ha sido la mejor valorada.

Se establecen un total de 27 indicadores para medir los diferentes objetivos en los que también se examina la calidad de la formación profesional y el impulso al emprendimiento como parte de la recuperación del empleo.

Los objetivos estructurales se distribuyen en 6 ejes de los que Canarias también ha destacado en las acciones dirigidas a la orientación, oportunidades de empleo para colectivos con muchas dificultades y mejora del emprendimiento.

Esta evaluación sirve de base para adoptar los criterio de reparto de fondos de gestión autonómica. Se trata del cuarto año que el Estado aplica este modelo de programación. Evaluación y financiación de las políticas activas de empleo cuya finalidad es establecer un sistema de incentivos que promueva la actuación de las comunidades según líneas y objetivos acordados por el Sistema Nacional de Empleo.