El Seprona se incauta de cinco perros de caza famélicos en una finca de Tías

Imagen de cómo fueron localizados los animales en el lugar.

El último caso de maltrato animal en la Isla ha sido dado a conocer por la Protectora de Animales SARA, desde donde afirman que este miércoles han ayudado a los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil para poder custodiar y alimentar a cinco podencos “que se morían de hambre en Tías”·, según señalan desde la Protectora lanzaroteña.

Los informes veterinarios advierten del riesgo vital de la extrema delgadez de estos podencos rescatados. Incluso uno de los cachorros que se encontraron en la finca ya estaba fallecido en el lugar, donde lo encontraban cadavérico, en avanzado estado de descomposición, como afirman. Fue un vecino el que alertó a los agentes de la presencia en la finca de estos perros, desnutridos y deshidratados.

Consideran desde SARA que la rápida actuación del Seprona para incautar a los canes ha podido salvar la vida de estos otros cinco podencos que se recuperan en las instalaciones de la ONG en Tahíche.

Explican que no tenían ni agua ni comida. “Desde Sara no damos crédito ante tanto abandono y maltrato de perros y gatos en nuestra pequeña isla. Estamos aún en el comienzo del año y ya hemos perdido la cuenta de cuántos casos graves nos están llegando. Es una auténtica locura; casi ni nos da tiempo a denunciar de la avalancha de casos constantes que nos llegan”, advierten desde el colectivo animalista.

No tienen más espacio

Desde la Protectora han advertido que no tienen más huecos libres, “y tememos que vuelvan a llegar casos de perros maltratados que necesiten de nuestra ayuda, llegado el caso, si no hay hueco, no podremos ayudar”, explican poca antes de solicitar que “necesitamos urgentemente adopciones para poder seguir rescatando y salvando vidas”.

Además, piden ayuda para, incluso, pasear a los perros del albergue: “Aunque parezca una nimiedad, el simple hecho de venir a pasear, lo cierto es que es todo lo contrario, es de suma importancia, que a nuestro albergue se acerque todo el que pueda para pasear a nuestros perros y en este caso particular, venir a socializar a estos podencos llenos de tristeza y miedo”, explicaban hoy.

También aprovecharon para volver a solicitar el endurecimiento de penas en la Ley de Protección Animal, tal y como ya hicieron en la manifestación del pasado 2 de abril, convocada en todo el territorio nacional.

One Response

Add a Comment