El Salto del Pastor y la Lucha Canaria están más cerca de su declaración BIC

La Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Canarias publica hoy miércoles sendos expedientes de declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) del Salto del Pastor y de la Lucha Canaria, como parte del patrimonio común de Canarias. Ambas iniciativas -con la exposición pública y recepción de alegaciones- cubren así la recta final para la declaración de protección definitiva.

En cuanto al primer BIC propuesto, el Parlamento de Canarias ya acordó por unanimidad en 2013 instar a los Cabildos Insulares a promover el Salto del Pastor como Bien de Interés Cultural. Y la propia Federación de este deporte en las Islas solicitó al Gobierno que iniciara esta declaración hace unos años, al igual que algunas otras instituciones insulares y locales del Archipiélago.

El Salto del Pastor, una práctica que hunde sus raíces en los antiguos habitantes de las Islas, ha logrado sobrevivir al paso de los siglos, si bien a finales del pasado siglo XX, cuando parecía abocado a la desaparición, recibió un nuevo impulso por parte de personas y colectivos socioculturales, que lo han consolidado como una práctica en la que se mezcla tradición, cultura y deporte.

No son pocos los colectivos que lo siguen practicando en las montañas y barrancos isleños, una espectacular forma de desplazarse por el territorio, utilizando lo que en Lanzarote y Fuerteventura denominan lata; o lo que en otras islas llaman lanza, o en Gran Canaria garrote.

En Lanzarote existe un colectivo integrado en la Federación Canaria que suele sumarse a los encuentros regionales que se desarrollan durante el año. Además, hay una empresa, como es Senderismo Lanzarote, que lo promueve en algunos de sus senderos, transmitiendo esta práctica para moverse con más destreza por un terreno con pendiente, ayudándonos a subir y a bajar, algo originario entre cazadores y pastores.

Una PNL de José Manuel Pitti

Con respecto al expediente de declaración BIC para la Lucha Canaria; la propuesta surgió tras la aprobación por unanimidad por el Parlamento de Canarias de una Proposición No de Ley (PNL) por la que en el año 2016 se instaba al Gobierno de Canarias a declarar como Bien de Interés Cultural (BIC) al deporte vernáculo; defendida esta PNL por el diputado José Manuel Pitti (CC).

En su intervención, Pitti recordó las numerosas manifestaciones artísticas que hacen referencia a la relevancia y a la implantación social de la lucha canaria y a la inspiración que nuestro deporte despertó entre los grandes artistas e intelectuales de todos los tiempos, y que ocupa unos acordes destacados en el Himno de Canarias y en el Himno de La Lucha Canaria, de Los Sabandeños.

En la exposición de motivos de esta PNL, se pone en valor la singularidad y la riqueza de la Lucha canaria como modalidad deportiva tradicional y autóctona de nuestra Comunidad, “como bien que debemos proteger, conservar y divulgar, tal como lo justifican varios fundamentos objetivos”, decía.