El queso conejero busca fuera de la Isla nuevas vías de comercialización

AQUAL afronta el próximo mes promoción conjunta en Madrid.

En unos días, algunas de las queserías asociadas a AQUAL participarán en la “II Jornada Q de Quesos” que se celebra en Madrid, un encuentro de referencia nacional orientado exclusivamente a profesionales. La presencia allí de los quesos de Lanzarote viene impulsada por la Asociación de Queserías Artesanales (AQUAL), la Sociedad Canaria de Fomento Económico del Gobierno de Canarias (PROEXCA), y la Cámara de Comercio de Lanzarote.

Tal y como se hizo con el sector del vino, entre los años 2007-2010, la Cámara de Comercio de Lanzarote anuncia que está apoyando al sector quesero en su entrada al mercado nacional e internacional, para obtener nuevas vías de comercialización que le aporten mayor estabilidad y reconocimiento. “Con esta acción se refuerza la imagen de marca, se mejoran las oportunidades de negocio y se amplía la red de contactos comerciales”, señalan desde la Cámara.

La muestra madrileña, que arranca el día 6 de noviembre, reúne a más de 1.200 profesionales vinculados al sector, entre distribuidores, mayoristas, jefes de compra de grandes superficies, tiendas especializadas, profesionales de la hostelería, medios de comunicación, blogueros gastronómicos e influencers.

La organización incluye además una Ruta de la Tapa por establecimientos hosteleros de Madrid, durante diez días, dirigida a consumidores finales que podrán catar los productos de las queserías participantes.

Participan las queserías La Atalaya, Rubicón, Flor de Luz, Montaña de Haría, Finca de Uga, El Faro, Tinache, Montaña Blanca y Granja San Roque. Llevarán quesos maduros de leche cruda de cabra y de leche pasteurizada, así como yogures de cabra ecológicos.

AQUAL engloba a 18 queserías de Lanzarote que buscan la consolidación del sector quesero en la isla.

Su presidente, Celso Pérez, explicaba que “se necesita abrir nuevas vías de comercialización, que aseguren salidas a la producción. La mayoría de las queserías de Lanzarote son artesanales y de poco recorrido, pero con importantes reconocimientos en el ámbito mundial y una proyección enorme dada la especialización en el queso de cabra”.