El PSOE ve “pasividad” del Cabildo en el litigio sobre el plan hidrológico

Juan Cruz, portavoz del PSOE en el Cabildo.

El PSOE de Lanzarote ha mostrado este lunes su preocupación por la sentencia del TSJC que ha suspendido la vigencia del artículo 33,2º y la Disposición Transitoria Primera del Decreto de la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad que aprobó las Normas Sustantivas Transitorias de Planificación Hidrológica de la Demarcación Hidrográfica de Lanzarote.

El portavoz del Grupo Socialista en el Cabildo de Lanzarote, José Juan Cruz, ha señalado que la sentencia pone en cuestión “la concepción del agua en Lanzarote como bien de titularidad pública”, al considerar que las disposiciones que reservaban la potabilización al sector público han sido suspendidas.

Cruz ha manifestado su “extrañeza” porque el Cabildo de Lanzarote no estuviera personado en el procedimiento: “Nos parece inaceptable que el Cabildo no colaborara con el Gobierno de Canarias en la defensa de la planificación hidrológica insular. La duda está en si el Gobierno no le comunicó al Cabildo la existencia del contencioso o si San Ginés decidió no personar al Cabildo”, se ha preguntado y ha mostrado su estupor por la pasividad del presidente insular en este caso, que contrasta con su “habitual hiperactividad judicial” en otros, según apunta el consejero.

Para el portavoz socialista, “tal omisión ha podido ser fundamental ante la torpe defensa ejercida por el Gobierno de Canarias (…) La propia sentencia reprocha a la administración autonómica no haber rebatido ninguno de los motivos de impugnación y la acusa de haberse limitado a reiterar los argumentos técnicos de la tramitación del Decreto”, ha lamentado Cruz.

Nos encontramos con una defensa torpe de un Decreto torpe, pues según el TSJC, el propio Gobierno ha ido contra la Ley de Aguas de Canarias”, ha finalizado Cuz, señalando que en los próximos días el PSOE presentará una serie de iniciativas “tratando de dar respuesta a la torpeza del Gobierno de Canarias y a la pasividad de Pedro San Ginés”, según criticaba hoy el consejero.