El PP ve “cínico” el discurso igualitario de Podemos frente a la viñeta de Meca

El Partido Popular ha reprochado a Podemos Canarias que no haya decidido aún, dos meses después de presentada la denuncia ante la Comisión de Garantías, resolución alguna de este órgano de la formación en torno a la polémica viñeta del consejero lanzaroteño, Carlos Meca, donde aparecían satirizados Pedro San Ginés y Astrid Pérez, presidente del Cabildo y presidenta insular del PP, respectivamente.

Desde el PP recuerdan que fueron algunas de sus propias compañeras de partido las que elevaron el asunto a la Comisión de Garantías de la formación. “Resulta curioso que mientras estos días escuchamos reiterados discursos a favor de la igualdad y la dignidad de la mujer, desde la formación morada se sea tan laxo a la hora de determinar si las viñetas humillantes y vejatorias que el consejero lanzó desde su web van en contra del Código Ético de la formación morada”, criticaban este viernes desde las filas populares.

En un comunicado público emitido hoy, el PP considera que este asunto “es un claro ejercicio de cinismo, donde públicamente se mantiene un discurso político de compromiso con la mujer en contra de su cosificación para luego amparar a un cargo público que es autor y responsable de unas viñetas absolutamente repugnantes y denigrantes para la mujer, recurriendo gratuitamente a continuas referencias sexuales”.

La denuncia al Comité de Garantías se llevó a cabo el pasado mes de diciembre, cuando la revista digital satírica El Agitador caricaturizaba a la presidenta insular del Partido Popular, Astrid Pérez, a través de una viñeta que atentaba -según los populares- “contra la integridad personal de Pérez” y del presidente insular lanzaroteño.

Astrid Pérez, durante una sesión en el Parlamento de Canarias.

Aquel asunto provocó un debate social e interno en las filas de Podemos que no puso de acuerdo a todas las sensibilidades del partido. Se debatía entonces la línea que separa la sátira del machismo; aunque menos discutido fue la evidencia de que no resultaba conveniente que un cargo público utilizase el portal El Agitador para hacer crítica socio-política y denostar a sus rivales.

En cualquier caso, el PP lanzaba hoy el guante a Podemos para no dejar dormir este asunto en los despachos.