Fernando Clavijo: “El PP está anclado en el pasado y tiene visión estrecha”

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, ha tachado al Partido Popular de estar “anclado en el pasado” y de mostrar “una visión estrecha” en torno a los objetivos de los proyectos que se pretenden financiar en la región con los fondos derivados del extinto IGTE. Sugirió la conveniencia de “dejar de pensar en el ‘cuanto me toca’ o ‘ lo mío’, y pensar en que logramos generar”, dijo.

Respondía así el político de Coalición Canaria, de forma contundente en Lanzarote, a la decisión de los alcaldes del PP canario de no acudir a la reunión de la FECAM –a celebrar este viernes- por entender que no existe transparencia sobre el reparto de los fondos.

Clavijo, en rueda prensa, y junto al presidente insular, Pedro San Ginés, se refirió a las “intenciones políticas de la cúpula del partido” conservador como el inductor de una decisión que, según él, no comparten sus compañeros y alcaldes.

“A mí me han felicitado muchos de esos alcaldes del PP por los objetivos de este plan”, que pretende, explicó, introducir cambios en el modelo productivo de Canarias; esta decisión del PP impede que algunos de esos alcaldes se sienten para dar en el previsible visto bueno que la Federación Canaria de Municipios dará mañana, relató. “Es una cuestión de estrategia política”, y “responde a viejas formas de hacer política”, insistió.

En este marco, el presidente autonómico, subrayó “el consenso observado en las propuestas que esta mañana ha escuchado en Lanzarote”, destacado que en esta Isla “se ha hecho un esfuerzo colectivo”, ya que la intención es acometer “problemas estructurales de la economía canaria”, señalando las altas tasas de desempleo o a las dotaciones en materia de infraestructuras.

El Palacio de Congresos queda fuera, “de momento”

Fernando Clavijo realizaba estas declaraciones en la comparecencia que llevó a cabo junto a Pedro San Ginés una vez concluido su encuentro con los portavoces de las formaciones políticas del Cabildo lanzaroteño, y de los alcaldes de la Isla, un foro donde se puso sobre la mesa los criterios generales que regularán las bases de inclusión de proyectos, con claros tintes medioambientales o de empleo; y no culturales, en este caso concreto.

“No puedo asegurar en estos momentos que el Palacio de Congresos pueda entrar en esta planificación”, les comentó a los alcaldes y consejeros, varios de los cuales ya antes le habían sondeado sobre la posibilidad de incluir esta demandada infraestructura cultural.

Pedro San Ginés también incidía en la propuesta, pero reconocía que la finalidad de los planes de mejora adscritos a los fondos del extinto IGTE, “no pasan de momento por el Palacio, aunque esperamos que exista una sensibilidad especial”, ya que este tipo de infraestructuras ya operan en otras islas, acotó. Otra salida al edificio se encontraría en la planificación presupuestaria autonómica, lejos de estos planes; aunque ahí también se establecen problemas de dotación económica, por las limitaciones recogidas en los “planes de gasto” de las autonomías, explicaban.

Por otro lado, en el encuentro con los representantes públicos de Lanzarote, muchos de ellos le recordaron a los mandatarios autonómicos (también se encontraban consejeros como José Miguel Barragán o María Teresa Lorenzo, entre otros) que no querían que este fuera otro Plan Zapatero. A lo que recibían el compromiso de que los fondos están, y en las próximas semanas se firmará el Decreto que fije los criterios de financiación.

Hay que apuntar que esta planificación, tan traída y llevada, alcanza unos 1.600 millones de euros en diez años, y proviene de la recaudación del IGIC.