Los sindicatos europeos presionan por un acuerdo en la estiba nacional

El día 10 de marzo está convocadas tres horas de paro en todos los puertos europeos. El Consejo Internacional de la Estiba (IDC, en sus siglas inglesas), ha roto este miércoles en Bruselas la mesa de diálogo social que promueve la Comisión Europea, en apoyo a los estibadores españoles por parte de los trabajadores portuarios a escala internacional. Incluso, ese mismo día 10 anuncian 1 hora de parón en el resto de puertos del mundo, en solidaridad con los trabajadores españoles.

Además de plantar a Administraciones Públicas y empresas componentes de la mesa en la propia sede comunitaria, la primera medida que han tomado desde el sindicato internacional es la convocatoria de esos paros del día 10 de marzo.

El IDC junto a sus sindicatos asociados, han decidido que, “mientras duren las jornadas de huelga previstas en España, los puertos de los países del entorno no valdrán como alternativa a la descarga de mercancías con destino a España (Marsella-Fos y Lisboa, en el caso de IDC; e ITF, en el caso de Tánger)”. Además, “se reclamará a los sindicatos portugueses que los trabajadores del puerto de Lisboa lleven acciones para evitar las descargas en Sines”.

Por otro lado, con la vista puesta a finales de mes, y en el caso de que el conflicto continúe, “el IDC reclamará un trato diferencial para el comercio exterior español”.

Así, “se programarán actos de apoyo a los trabajadores en diversas embajadas españolas en todo el mundo y se prevé que miembros del IDC se desplacen a los puertos españoles para dar su apoyo a los estibadores in situ”.

En este sentido, hay que apuntar que Podemos Canarias recordaba este miércoles que las condiciones laborales de los estibadores no son fáciles. Casi el 80% de su sueldo depende de la productividad y su convenio permite que puedan ser informados una hora antes de tener que presentarse en el puerto a trabajar. Esto conlleva un compromiso de trabajo muy grande para un servicio que debe poder llevarse a cabo los 365 días del año, las 24 horas del día. Además, no se puede entender la liberalización del sector precisamente, en un momento de máximos históricos. “No sólo supondría una pérdida de puestos de trabajo, sino también una merma de las condiciones laborales y una falta de seguridad en los puertos, ya que los estibadores son personas que cuentan con una experiencia laboral amplia”, decían.

Rechazan el despido colectivo de trabajadores

Según un comunicado hecho público esta mañana, “el IDC reclama que la comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc, se posicione de forma oficial e inequívoca con el Decreto presentado la semana pasada por el Ministerio de Fomento español, en lugar de dejar el asunto en manos de técnicos de menor rango del Gobierno comunitario”. Para los responsables del sindicato, “la propuesta del Gobierno español supone el despido colectivo del conjunto de los trabajadores”. Además, “cuestionaremos a la Comisión sobre si están de acuerdo con que el Ejecutivo español utilice fondos públicos para la destrucción de empleo estable, tal y como recoge el Decreto”.

El Independence of the Seas, con más de 4.000 pasajeros, está atracado en Los Mármoles.

La internacional de la estiba pide que la comisaria europea “dé muestras del cumplimiento de lo prometido en la reunión que mantuvo con los representantes de los estibadores el pasado mes de diciembre, por cuanto se comprometió a instar al Gobierno del Estado a establecer diálogo sectorial con trabajadores y empresas como herramienta indispensable previa a la presentación del Decreto”. En este sentido –apuntan- “es necesario recordar que Violeta Bulc indicó a los representantes sindicales que se avendría a abrir vías directas de negociación una vez el Ejecutivo español les remitiera el texto y, hasta el momento, aún no se ha pronunciado”.

Por otro lado, todos los coordinadores de zona del Consejo Internacional de la Estiba tienen, desde el pasado viernes, máxima prioridad para lograr “el cambio de tendencia y el reconducir el conflicto de los trabajadores españoles”. En este sentido, “estamos dispuestos a negociar con empresas y partidos políticos y abrir mesas de diálogo para lograr un consenso que, cumpliendo con la sentencia del TJUE, no resulte perjudicial para el conjunto de estibadores españoles”.

Sin cambios notables en la negociación con Anesco

Por otro lado, ayer por la tarde se reunieron nuevamente los representantes de la patronal Anesco, con los de los trabajadores españoles, encabezados por Antolín Goya, líder de Coordinadora. En este encuentro no hubo avances significativos respecto al encuentro de la semana pasada.

Patronal y sindicatos están negociando, como ya apuntó NAUCHERglobal esta semana, con los diferentes grupos parlamentarios para modificar a base de enmiendas el decreto presentado por el ministro De la Serna la pasada semana.

Aunque la pretensión principal pasaría porque las Cortes retiren el Decreto y lo devuelvan al Gobierno español para ser modificado en base al diálogo que todos piden al Partido Popular.

En Lanzarote, trece profesionales se encargan del servicio de estiba en el puerto de Arrecife.