El gigante “Independence of the Seas” pondrá el colofón a una buena temporada

Este gran buque de Royal Caribbean será el último que veamos en el muelle de cruceros de Arrecife esta temporada.

El Puerto de Arrecife está a punto de echar el cierre a una temporada insular de cruceros en la que los empresarios hacen balance positivo.

No en vano, la capital lanzaroteña alcanzó los 593.960 cruceristas sólo en el primer trimestre del año, superando en más de un 20% el mejor registro de este periodo, que era el logrado en 2015 con 486.000 visitantes en los muelles.

Ahora la actividad ha cesado, y será el mastodontico crucero “Independence of the Seas” el que el sábado 8 de junio -según la previsión de la Autoridad Portuaria de Las Palmas- cierre oficialmente la campaña que arrancó tras el pasado verano.

Este buque de la naviera Royal Caribbean tiene una capacidad para 4.375 pasajeros y 1.360 tripulantes. Es de la clase Freedom, y presta servicio desde el año 2008.

Llegó a ser el crucero más grande del mundo hasta que la propia naviera comenzó a operar con los nuevos barcos de la clase Oasis, el Osais of the Seas y el Allure of the Seas, que los mantiene en otras rutas mundiales.

Parece un digno protagonista de un epílogo a la temporada de cruceros en Arrecife, donde la sensación es que el balance de entradas este año será mucho más positivo que los inmediatamente anteriores, aunque habrá que esperar a las cifras oficiales.