El Complejo Polideportivo de Playa Blanca añade piscina de 25m al edificio

Momento de la presentación del proyecto realizada hoy por el consistorio de Yaiza.

El Ayuntamiento de Yaiza incorpora al proyecto del Complejo Polideportivo de Playa Blanca un edificio con tres piscinas cubiertas, anexo al espacio que alberga las canchas multiusos, gradas, gimnasio, cafetería y parking, entre otras dotaciones.

En cuanto a los tres vasos para las piscinas, además de la de 25 metros de longitud, el proyecto contempla un vaso de 12 metros de longitud de menos profundidad destinado a la enseñanza y uno más pequeño destinado a fisioterapia y rehabilitación.

El alcalde, Óscar Noda, destacaba esta mañana que “esta iniciativa municipal coincide con la demanda ciudadana que pide más y mejores infraestructuras de ocio”. Lo comentaba mientras exponía en rueda de prensa el proyecto del Complejo Polideportivo de Playa Blanca, compuesto por dos edificios estructuralmente independientes con recepción común.

Un primer edificio tendrá el espacio suficiente para albergar tres pistas multiusos (baloncesto, fútbol sala, voleibol y balonmano), que pueden reconvertirse en una sola homologada para alta competición, además de gimnasio y gradas para 1.040 espectadores, entre otras dotaciones; y un edificio anexo, y es la gran novedad, como lo señaló el alcalde, que tendrá tres piscinas cubiertas, según detallaban los técnicos durante la presentación de hoy.

Algunos de los concejales locales también conocían la planificación que ahora buscará seller financiación.

Óscar Noda, que estuvo acompañado en la mesa por los concejales de Deportes y Obras Públicas de Yaiza, Daniel Medina, y Jonatan Lemes, respectivamente,  y técnicos del equipo redactor del proyecto, sostuvo que “estamos hablando de un proyecto ambicioso que se merecen Playa Blanca y todo el municipio, un proyecto que ronda los 5 millones de euros. Yaiza, hoy podemos decirlo, con sus cuentas saneadas y estabilidad presupuestaria, tiene capacidad para ejecutarlo a través de un crédito bancario o de cofinanciación con administraciones supramunicipales. Ya estamos estudiando las distintas alternativas para decidir cuál  es la más viable”, explicó Noda.

Los promotores de la iniciativa han resaltado que el diseño del Polideportivo cuida la integración de forma que su volumen, colores y texturas “no suponen un impacto negativo con el entorno”; y también subrayaban que cuenta con “un coeficiente de energías renovables por encima del 74 por ciento, siendo un complejo eficiente desde el punto de vista energético, así como totalmente cómodo y accesible”.

Infografía de la fachada del complejo deportivo de Playa Blanca.

Las tres canchas multiusos dotadas de cortinas motorizadas permiten el uso independiente, como también es independiente el uso de las piscinas cubiertas que cuenta con graderío propio para 130 espectadores sentados.

El complejo prevé gimnasio, salas de musculación, vestuarios, cafetería y aparcamiento en semisótano con 80 plazas de parking, algunas destinadas a personas con movilidad reducida, y otras con recarga para vehículos eléctricos.