El Cabildo de Fuerteventura limitará las excursiones en caravanas de quads

El Cabildo de Fuerteventura ha anunciado a los alcaldes de la Isla que llevará al próximo Pleno para su aprobación una ordenanza de carácter insular que regulará las actividades organizadas de excursiones en caravanas de quads, buguies y vehículos similares en la Isla.

El presidente de la Corporación insular, Marcial Morales, se reunió esta semana con representantes de ayuntamientos para informarles del contenido de este documento, “en el que ha estado trabajando el Cabildo durante los meses de verano y por el que quedará prohibida la actividad en espacios naturales de la Red Natura 2000 y zona ZEPA”, según explicó Morales a un grupo de periodistas.

Durante el encuentro se informó de que como medida provisional estas caravanas “sólo podrán transitar por vías de titularidad pública”, detalló Morales.

La ordenanza insular regulará de forma definitiva esta actividad “que está dañando entornos naturales, a quienes viven en zonas rurales y a quienes realizan una actividad agrícola o ganadera”, según decía el presidente majorero.

A la reunión asistieron los alcaldes de Puerto del Rosario y de Tuineje, Nicolás Gutiérrez y Salvador Delgado, así como la teniente Alcalde de La Oliva, Gleiber Carreño, la consejera insular de Medio Ambiente, Natalia Évora, y el consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, Juan Estárico, entre otros.

Momento de la reunión de los alcaldes y munícipes majoreros en el Cabildo.

En Yaiza se imponen multas de hasta 3.000 euros

En el caso del Ayuntamiento de Yaiza, en Lanzarote, esta institución ya aprobó a principios de 2017 una ordenanza municipal reguladora de uso racional y mantenimiento de los caminos rurales, donde prohíbe el tránsito por suelo rústico de quads, buggies y vehículos análogos destinados a la actividad de alquiler.

La nueva normativa contempla multas de hasta 3.000 euros para infracciones tipificadas como muy graves, y deja explícita la obligación del infractor de restaurar la pista de tierra al estado en que se encontraba antes del daño causado.

Entiende la Institución que, después de pedir desde 2015 acciones ejemplarizantes al Seprona y al Cabildo, la problemática del tráfico de vehículos de motor por suelo rústico “exige una regulación más estricta para evitar daños mayúsculos en vegas agrícolas y perjuicio a la flora y fauna, con independencia de que el Plan Insular de Ordenación de Lanzarote prohíba la práctica  de dicha actividad”, argumentaban para su aprobación.