Detienen a tres personas por el robo de 600 kg de cobre en San Bartolomé

La Guardia Civil mantiene abierta la investigación tras recuperar algo más de 1/3 de lo robado.

La Guardia Civil del Puesto Principal de San Bartolomé ha detenido en Lanzarote a tres personas, entre ellas a un menor de edad, como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en una subestación eléctrica insular.

Los hechos investigados se producían entre los días 12 y 21 de abril, en los que, supuestamente, los autores accedieron en dos ocasiones a la subestación eléctrica del municipio de San Bartolomé, tras saltar la valla perimetral que la rodea, para acceder a un total de 600 metros de cable de cobre enrollado (lo que suponía la misma cifra en peso), según la denuncia presentada por la empresa afectada.

Los agentes de la Guardia Civil iniciaron entonces las pesquisas policiales, localizando inicialmente el pasado día 24 de abril una parte del cableado que estaban buscando: un total de 227 kg, que se encontraba preparado para su venta en una nave industrial de compra de chatarra del municipio de Arrecife, según afirman los investigadores. Hay que apuntar que el precio del cobre nuevo puede alcanzar los 5€/kg en la venta*.

Allí, en el local de venta, fueron detenidos un menor de edad y R.H.R.P., los dos vecinos de Arrecife, quienes estaban intentando vender esa parte del cobre.

Una vez realizadas estas dos detenciones, los agentes del Área de Investigación conseguirían luego localizar unos días después -el 3 de mayo- a una tercera persona -J.L.N.T- que, según la versión de la Benemérita, “fue la encargada de haber facilitado el coche para el traslado del cobre sustraído desde la subestación eléctrica” de San Bartolomé hasta la nave de venta de Arrecife.

La Guardia Civil anuncia que prosigue con las investigaciones y no se descartan “nuevas detenciones por este robo” donde recuperaron algo más de 1/3 del cobre sustraído.

Los detenidos pasaron a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia en la localidad de Arrecife.

(* Hoy en día, para que lo compren, el vendedor tiene que tener una empresa y la persona que te lo vende tiene que firmar un justificante de procedencia de dicha mercancía, con su DNI).