Detenidos cuatro menores por el robo de 14 smartphones de un escaparate

La Guardia Civil del Puesto Principal de Costa Teguise ha investigado y detenido a seis personas, cuatro de ellos menores, con edades entre los 14 y los 17 años, y a dos mayores de edad, de iniciales Y.U.P.S. y A.B.M. Los cuatro primeros fueron detenidos por un delito de robo con fuerza en las cosas, y los dos restantes por un delito de receptación, al adquirir los bienes obtenidos tras la comisión de un presunto delito.

Las detenciones se producían entre los días 28 y 31 de marzo. El robo fue descrito a los agentes del Área de Investigación del citado Puesto el día 19 de marzo, anotando que se había cometido durante la madrugada de aquella jornada después de fracturar del escaparate con una piedra de grandes dimensiones. Los autores del delito se habían llevado un total de 14 smartphones que estaban expuestos en el escaparate, todos ellos de última generación, oscilando el precio de cada uno de ellos entre 300 y 600 euros dependiendo del modelo

Tras varias investigaciones, los agentes pudieron localizar parte de los teléfonos robados, que habían sido vendidos a varias tiendas de compra y venta de objetos usados, todas ellas en la localidad de Arrecife. Detallan los investigadores que se identificaron entonces a dos personas, mayores de edad, que tenían una relación familiar y amistosa con los menores. Es imprescindible ser mayor de edad para efectuar la venta de los objetos, con lo que se intervinieron parte de los terminales (cuatro) y procediendo a su detención por la presunta autoría de un delito de receptación al realizar la venta a sabiendas de su procedencia ilícita.

Paralelamente, la Guardia Civil continuó con las pesquisas, que finalmente dieron como resultado la recuperación de otros cinco terminales más. Identificaban y localizaban también a los supuestos autores del robo, en base a varios indicios, entre los que resultaron fundamentales las imágenes de la grabación de las cámaras de seguridad del centro comercial donde se encuentra el comercio afectado.

De esta manera fueron investigados cuatro menores de edad, los cuales han quedado a disposición de la Fiscalía de Menores de Las Palmas por un delito de robo con fuerza en las cosas.

La Guardia Civil aleccionaba en torno a este asunto, advirtiendo de que la compra de objetos robados o hurtados, además de constituir un posible delito de receptación -penado con penas de prisión de seis meses a dos años- incentiva la realización de este tipo de delitos. Los dos detenidos por receptación –mayores de edad- han pasado a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de la localidad de Arrecife.