Denunciado el dueño de un barco por anunciar la pesca de tiburones martillo

Un ciudadano alertó a los agentes de la actividad de esta empresa recreativa náutica que ofrecía la pesca de tiburones martillo.

Agentes del Destacamento Marítimo de la Guardia Civil de Corralejo han denunciado en Lanzarote al dueño de una embarcación recreativa por anunciar la pesca de especies marinas protegidas, en concreto, de tiburones martillo.

El operativo se realizaba dentro de la campaña de control de las embarcaciones marítimas de recreo; y fue denunciado el pasado jueves día 21 de junio.

Los agentes del Servicio Marítimo Provincial encontraron su barco en el Puerto de Marina Rubicón (Playa Blanca), en el municipio de Yaiza.

El denunciado anunciaba a través de Internet la pesca de tiburones martillo y de crías de la misma especie, recogiendo fotografías en donde se veían a personas con ejemplares de las especies protegidas recién capturados, según aclaran este viernes los servicios de comunicación de la Guardia Civil en la provincia de Las Palmas.

Fue un ciudadano el que puso en conocimiento de los agentes la actividad de la citada empresa, que incluso anunciaba en Internet, localizando a la tripulación de la patrullera Río Órbigo del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, quienes con esa información encontraron poco después al barco recreativo en cuestión y a la persona que gestionaba esa actividad.

Por todo ello, se le solicitó la identificación a la citada persona, así como la documentación del barco, un yate de 8´6 metros de eslora. Poco después se le comunicó una denuncia por infracción al artículo 70, apartado 4 c de la Ley 17/2003, de 10 de abril,  de Pesca de Canarias.

Esta norma sanciona la captura y tenencia, antes de su primera venta, de especies protegidas o prohibidas, y que puede suponer multas económicas desde 301 a 60.000 euros, según los datos facilitados por la Guardia Civil.

La denuncia fue remitida a la autoridad administrativa competente para la tramitación del correspondiente expediente sancionador, en este caso, la Viceconsejeria de Pesca del Gobierno de Canarias.

La imagen superior (de Federico Padrón) corresponde a una cría de tiburón martillo, de poco menos de un metro de longitud, que apareció en octubre de 2015 en la costa norte lanzaroteña. El cuerpo del animal apareció con un anzuelo y nylon en la boca.

La pesca de esta especie está prohibida en España por el Orden ARM/2689/2009, y se encuentra en el Cartel Oficial de Especies de Tiburones y Rayas de Captura Prohibida del Gobierno de Canarias.