Defensa subraya el impacto positivo que tendrá la llegada de 250 militares

En un plazo de dos años, el Ministerio de Defensa prevé que el Grupo de Caballería Milán XVI de la Brigada Canarias tenga sede en Arrecife; y subrayan que para la economía de Lanzarote será positivo, ya que cifran en unos 7 millones de euros anuales la actividad económica que generará la instalación militar, hasta ahora operativa a medio gas en el acuartelamiento “Marqués de Herrera” de Arrecife.

Destacan que solamente en compras, la decisión del Mando de Canarias de ubicar en Lanzarote el Grupo de Caballería reportará a la Isla cinco millones de euros. Por contra, alguna que otra asociación insular ha echado de menos que también señalen los costes en materia sociosanitaria o de servicios que supondrá la llegada de los militares a la isla de los volcanes.

Actualmente el acuartelamiento del Ejército de Tierra arrecifeño cuenta con unos 50 militares, a los que en el futuro próximo se les sumarán los 250 hombres y mujeres que formarán el Grupo de Caballería “Milán” XVI, muchos de ellos acompañados de sus familias, según el Ministerio.

El traslado del Grupo de Caballería ‘Milán’ XVI desde la Base “General Almirante” de Bétera (Valencia) al acuartelamiento “Marqués de Herrera” de Arrecife se encuentra en el marco del Plan de Transformación del Ejército de Tierra y en concreto a la implantación del concepto de Brigadas Orgánicas Polivalentes (BOP) que ha afectado a todas las Brigadas del Ejército.

Una vez finalizado el traslado, la Brigada “Canarias” XVI contará con la misma organización que el resto de Brigadas Orgánicas Polivalentes (BOP) del Ejercito de Tierra, logrando así Defensa tener reunidas todas sus unidades en el archipiélago canario y con ello una mayor cohesión e interoperabilidad entre sus unidades.

Este acuartelamiento albergaba, hasta el año 2003, un Batallón de Infantería de entidad parecida al Grupo de Caballería, por lo que la mayor parte de las actuaciones a realizar serán reformas sobre edificios ya existentes, aunque está prevista una inversión inicial a fin de adecuar las instalaciones para el personal y los vehículos, todos ellos, incluidos los blindados, sobre ruedas, del Grupo de Caballería, explican desde el Ministerio de Defensa.

Incide Defensa en que tanto la inversión en infraestructura durante los 2 próximos años, como la posterior llegada de todo este personal y material “conllevarán una dinamización económica y comercial de la ciudad”.

Dicen que, por otro lado, “la situación del acuartelamiento colindante con la carretera de circunvalación (LZ-3) de Arrecife y su fácil acceso al puerto u otras zonas de la isla, exclusivamente por carretera, evita el paso de vehículos por zonas urbanas y turísticas”.

Además, el Grupo de Caballería cuenta únicamente con vehículos rueda, lo que hace que el impacto medioambiental durante sus movimientos sea mínimo.