Cuatro detenidos por varias estafas en el alquiler vacacional en Lanzarote

El Equipo Territorial de la Policía Judicial (ETPJ) de la Guardia Civil de Costa Teguise, tras investigar varias denuncias presentadas en Lanzarote sobre unas presuntas estafas telemáticas de alquiler de viviendas vacacionales, cerraba durante los primeros días de agosto estas pesquisas con las detenciones en la provincia de Madrid de cuatro personas (dos españoles y dos extranjeros), de iniciales A.L.A. (47 años de edad y  nacionalidad española), J.C.F.  (22 años de edad e idéntica nacionalidad), H.F.C.R.  (34 años de edad y nacionalidad extranjera) y de M.B.S.P. (mujer de 43 años de edad y nacionalidad también extranjera), como presuntos autores de un delito continuado de estafa, pertenencia a organización Criminal y falsificación de documentos.

Tras las denuncias originadas en Lanzarote, los investigadores comenzaron por identificar el método utilizado para llevar a cabo estas estafas, así como delimitar la cantidad de las mismas que podrían haberse producido, recopilándose hechos similares producidos entre noviembre de 2016 y junio de 2017. 

Estrategia delictiva

Los anuncios de estas ofertas vacacionales, digamos “tóxicas”, se difundían a través de diferentes páginas web de alquiler de viviendas vacacionales y también en otras de compraventa, remitiendo los supuestos arrendadores a las potenciales víctimas un modelo de  contrato de alquiler; a la vez solicitaban una transferencia bancaria en concepto de reserva y la  fotocopia de los documentos de identidad de las personas interesadas.

Tras  realizarse el envío de la documentación mediante email y  la transferencia del dinero solicitado, se perdía cualquier tipo de contacto con los anunciantes, explicaban hoy desde la Guardia Civil.

Para darle mayor credibilidad en las posibles conversaciones de interés que se hacían por teléfono, hablaba una mujer con acento español, con el supuesto fin de reforzar una imagen de  seriedad; sin embargo el número de teléfono de contacto variaba de un anuncio a otro.

En ocasiones los anuncios fraudulentos eran copias de anuncios lícitos anteriores, o bien se ofertaban viviendas  inexistentes, dándose casos en los que las víctimas no se percataban del engaño hasta el momento en el que se personaban en el lugar de su destino vacacional, en este caso, Lanzarote.

Para la publicación de los anuncios falsos y la elaboración de los contratos falsos de arrendamiento, los presuntos autores utilizaban incluso identidades de terceras personas que habían previamente recabado por diferentes medios, incluidas las de víctimas anteriores.

Número estimado de víctimas

La Policía Judicial de Costa Teguise localizó “gran cantidad de víctimas”, afirman, esclareciéndose por el momento un total de 15 delitos de estafa que  inicialmente parecían  ser hechos aislados pero que han resultado finalmente estar relacionados, formando parte de la actividad de una organización delictiva.

La investigación se encuentra abierta y no se descartan nuevas detenciones, estando judicializada en diferentes partidos judiciales.

One Response

Add a Comment