Crítica a Lorenzo al retirar su denuncia contra los consejeros de la oposición

Tras la decisión del consejero delegado de los Centros Turísticos, José Juan Lorenzo, de retirar en el juzgado su denuncia por posibles coacciones, presentada a título personal contra los 14 consejeros de la oposición en el Cabildo Insular (PSOE, PP, Somos, Podemos y Cs), desde Somos Lanzarote critican hoy que, primero, solicitara el amparo de la justicia en defensa de la gestión pública, y ahora haya decidido dar marcha atrás.

A juicio de Somos Lanzarote, esta medida se debe “a la que previsible entrada del grupo Partido Popular en el gobierno del Cabildo, cuyos tres miembros también fueron denunciados” por participar en el acuerdo plenario que acordaba su destitución en caso de no acatar la decisión del Pleno.

Así lo apunta Tomás López, consejero y portavoz de Somos Lanzarote: “Lo que comenzó siendo una fantasmada sin recorrido jurídico ha acabado derivando en un esperpento impropio de un cargo gerencial pagado por la administración pública”; quien continúa asegurando que “resultaría de broma si no fuese porque hablamos de un uso discrecional y falsario de la administración de justicia por parte de un cargo generencial, que demuestra ser una marioneta atada a los intereses políticos, incompatibles con el carácter profesional que Lorenzo reivindica para sí mismo”.

López lamenta “que Pedro San Ginés, su gobierno y sus correas de transmisión en las empresas públicas, como ha demostrado ser José Juan Lorenzo, sigan convirtiendo la que debería ser una marca insignia de la isla y el destino Lanzarote, los Centros Turísticos, en un juguete al servicio de las peores miserias políticas”; criticaba hoy.

Además, consideran en Somos Lanzarote que “hoy más que nunca, cobra valor el acuerdo plenario democrático del Cabildo que exigía la destitución de Lorenzo como consejero delegado de los Centros de Arte, Cultura y Turismo”, y que fue promovido desde Somos Lanzarote (…). Alguien que no tiene problema en asumir estos niveles de desprestigio, solo seguir los dictados políticos de San Ginés; alguien que pasa por alto los mínimos requisitos de independencia y de dignidad profesional que requiere el ejercicio como ejecutivo de una empresa pública tan importante como los CACT, no puede permanecer ni un minuto más al mando de un patrimonio tan importante para todos los lanzaroteños y lanzaroteñas”, concluyen.

Hay que recordar que Lorenzo presentó esta denuncia en el Juzgado Nº4 de Arrecife el pasado mes de octubre, y en ella solicitaba el amparo de los tribunales “por un posible delito de coacciones y amenazas, con la clara intención de que cometa una ilegalidad”, decía entonces. La denuncia la presentaba a título personal.