Condenado a 4 años y medio de cárcel por intentar matar a su pareja en Soo

Los hechos se producían en agosto de 2015 en una vivienda del pueblo de Soo (Teguise).

La Sesión Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado a Yovani E.P.M. a cuatro años y medio de prisión como autor de un delito de homicidio en grado de tentativa, con agravante de parentesco, por intentar acabar con la vida de su pareja, a la que tendrá también que indemnizar con 10.000 euros por los daños morales sufridos, según establece el fallo judicial.

El tribunal estima probado que el acusado acudió en agosto de 2015 -sobre las 00:15 horas del día 22- al domicilio donde convivía con su pareja sentimental, en la localidad de Soo (calle Los Cazadores), en el municipio de Teguise.

La sentencia considera probado que el condenado comenzó a dar golpes en la puerta de la casa, pero no logró que le abrieran. Acto seguido, Yovani E.P.M. dio una patada a una garrafa que estaba junto a la entrada, un depósito que contenía gasoil que él utilizaba para realizar las barbacoas, provocando con ello que el combustible cayera en la puerta de la vivienda.

A continuación, señala la sentencia, “tras romper el cristal de la ventana del dormitorio, accedió a la vivienda llevando consigo la garrafa que contenía el gasoil, y dirigiéndose hacia la víctima a la que le quitó el teléfono y lo tiró contra el suelo”. Seguidamente, el procesado, “con intención de acabar de la vida de su pareja comenzó a rociar con el gasoil toda la vivienda, impregnando a su vez a la víctima, diciendo mientras lo hacía que la iba a matar. Luego, tras coger un mechero, intentó prender fuego a las cortinas de los muebles de la cocina de la vivienda, en cuyo interior se encontraba una bombona de butano, sin que llegara a funcionar el mechero.”

El acusado fue detenido esa misma madrugada y llevado a los calabozos de la Guardia Civil de Costa Teguise. Allí mantuvo “una actitud violenta y agresiva, golpeando las paredes y la puerta del calabozo. Orinando en su interior, rompiendo el colchón y dirigiéndose a los agentes en los siguientes términos: “Voy a volver con mis amigos y los voy a matar a todos”.

El fallo del tribunal absuelve al acusado del delito de residencia, del que también estaba siendo acusado; si bien lo condena a penas económicas por un delito leve de amenazas y otro delito leve de daños.

La sentencia de la Audiencia Provincial también establece una pena de alejamiento consistente en la prohibición de aproximarse a menos de 500 metros de su ex pareja, así como a comunicarse con ella; ambas prohibiciones se establecen por 14 años y seis meses. También lo inhabilita el derecho de sufragio durante el tiempo de condena. Además, Yovani E.P.M. deberá pagar las tres cuartas partes de las costas generadas en el proceso.

Contra esta sentencia cabe interponer recurso de casación.

El procesado ha estado en prisión provisional por estos hechos desde aquel día 22 de agosto de 2015 hasta el pasado 20 de mayo de 2018.