Ya “se mueven” los aerogeneradores del nuevo parque eólico lanzaroteño

Han comenzado los trabajos para el traslado de los cuatro aerogeneradores E-70 que conformarán el Parque Teguise I, y que permanecían desde principios de este mes en el Muelle de Los Mármoles (Arrecife).

Una vez finalizadas las obras de cimentación, cuando concluya el transporte que vienen realizando los camiones desde el puerto de Arrecife, se dará paso al montaje mecánico de las máquinas por parte de la empresa Elecnor, adjudicataria del contrato.

Los aerogeneradores tienen una potencia de 9,2 MW. El traslado se realiza a la zona denominada El Monte, en la ladera noroeste de la Montaña de Zonzamas.

Se trata de un trabajo aparatoso y necesita de un dispositivo de seguridad especial porque las piezas que conforman el parque son de gran envergadura.

Este proyecto lo desarrolla el Consorcio del Agua de Lanzarote, que preside Pedro San Ginés; y cuenta con un presupuesto que supera los dieciséis millones de euros, financiados con el Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN), 

Este Parque consta de cuatro aerogeneradores; con una altura del buje de 85 m; un diámetro rotor 71 m, una altura total de 120 metros incluyendo con las palas; y tiene una producción esperada de 28.605 Mwh/año. Son más altos que los aerogeneradores de Punta Grande, los cuales tienen una altura del buje de 64 y con las palas llegan a los 99,5 metros.

La instalación debe estar definitivamente montada a principios de 2018, porque tienen coincidir con los periodos en los que los que la fuerza del viento baja considerablemente en Lanzarote.

Los aerogeneradores serán instalados en la zona de El Monte, donde ya depositan las primeras estructuras.

El Consorcio del Agua ejecuta la encomienda que le hizo el Cabildo de Lanzarote en 2013, fecha en la se decidió y aprobó poner al servicio de la Estrategia Lanzarote sostenible 2020 y del desarrollo de energías renovables, los recursos económicos presentes y futuros del Consorcio del Agua y de Eólicas de Lanzarote, con el objetivo de minimizar la dependencia energética de la Isla del combustible fósil. Se inició, por tanto, el cambio de modelo energético. Uno de los objetivos es que en el 2020, el 20 % de la energía eléctrica que consume la Isla sea producida por energías limpias.

Según recuerdan hoy desde el Consorcio, estos aerogeneradores evitarán la emisión a la atmósfera de más de once mil toneladas de CO2 al año y producirán la energía necesaria para más de ocho mil viviendas al año, casi la totalidad de los municipios de Haría y Tinajo juntos.

Esta gran grúa se encargará del izado y colocación de las estructuras en las bases. (Imagen tomada el pasado sábado).

Ya finalizaron las obras de cimentación.