CC defiende su gestión en los Centros y pide “responsabilidad” al PSOE

Coalición Canaria Lanzarote se reunió ayer “ante la preocupación por las pérdidas generadas por la huelga en los Centros Turísticos” de la Isla, según dijeron.

La secretaria general, Migdalia Machín, remarcaba durante la reunión de la Permanente que “a diario se dejan de ingresar casi 110.000 euros, que suponen una importante merma en los resultados de los Centro de Arte, Cultura y Turismo (CACT) y del beneficio social que pueden reportar para el conjunto de la sociedad lanzaroteña y, particularmente, a los ayuntamientos”.

De esta forma los nacionalistas valoraron “la responsabilidad y altura de miras del consejero, Echedey Eugenio”, quien, según aclaraba Machín, “ha intentado hasta el último momento llegar a un acuerdo para evitar la huelga, aceptando cinco de los seis puntos que presentaba el Comité de Empresa, ya que se ha cumplido la Sentencia que se ordenaba y la subida salarial que piden supondría 1,5 millones de euros anuales”.

En cuanto a las declaraciones realizadas por su socio de Gobierno insular, desde Coalición Canaria pedían “responsabilidad al PSOE, para no repetir errores pasados, en los que se negociaron convenios leoninos para ganar elecciones. Coalición Canaria no está dispuesta a poner en riesgo de nuevo la rentabilidad de los Centros Turísticos y su viabilidad económica, como se hizo en tiempos pasados”.

Migdalia Machín, junto a Echedey Eugenio, en un acto de partido (archivo).

En la reunión, el consejero, mostró a sus compañeros de partido diversa documentación, poniendo en solfa la afirmación del Partido Socialista que apuntaba no haber sido informado, ya que, según el consejero, “tanto ellos como las patronales y asociaciones profesionales han estado al tanto desde el minuto cero y participando de las acciones para minimizar el impacto”.

Los nacionalistas pedirán explicaciones a la secretaria general socialista, María Dolores Corujo, por el último pronunciamiento público de su partido político, en el que solicitaban un pleno extraordinario “sin haber mostrado preocupación en el seno del Grupo de Gobierno, lo que supone una deslealtad política, además de resultar ser un hecho insólito e inédito para un gobierno en conjunto”, afirman en un comunicado.