Canarias persigue los beneficios de la energía geotérmica en su subsuelo

El Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) ha comenzado la segunda fase de los estudios de exploración geotérmica en distintos puntos de las Islas, con la finalidad de seleccionar y delimitar las mejores zonas para, posteriormente, llevar a cabo una tercera fase que conlleve la realización de varios sondeos profundos para la exploración geotérmica, según la información adelantada esta semana por el Diario de Avisos.

Hay que recordar que, por su parte, el Cabildo de Lanzarote acaba de licitar un proyecto de climatización geotérmica dirigido a la casa consistorial insular de Arrecife, un trabajo pionero que se enmarca en el Estrategia 2020 que persigue la proliferación de las energía limpias en la Isla.

Esta energía geotérmica consiste en captar el calor almacenado bajo la superficie terrestre mediante perforaciones de acuíferos calientes. El agua caliente y vapor son extraídos a la superficie para aprovecharlo para la producción de electricidad, así como para otras aplicaciones o usos directos.

La monitorización de la deformación del terreno que el INVOLCAN desarrolla en los diferentes sistemas volcánicos insulares de Canarias se realiza en el marco de un programa geodésco para la vigilancia volcánica de Canarias, que se encuentra bajo la supervisión del Dr. Takeshi Sagiya (Jefe de la Unidad Funcional de Geodesia del INVOLCAN y Catedrático de la Universidad de Nagoya), y cuenta con una red GPS instrumental permanente que está compuesta por estaciones GPS del Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER), Gobierno de Canarias y la Universidad de Nagoya (Japón).

En una primera fase de exploración, las prospecciones geoquímicas realizadas en los 5 dominios mineros implicaron la materialización de un amplio análisis químico e isotópico de la atmósfera del gas del suelo en más de 3.000 puntos de medida u observación distribuidos bajo criterios de accesibilidad y volcano-estructurales en cada uno de los dominios mineros.

Los resultados preliminares que se obtuvieron a través de las prospecciones geoquímicas realizadas en los 5 dominios mineros reflejaron que los mayores enriquecimientos relativos de helio e hidrógeno se observan en Garehagua y Abeque; por lo tanto, estos parecen ser los dominios mineros que presentan una mayor probabilidad para la detección de recursos geotérmicos ocultos.

En esta segunda fase de exploración que inician en islas como Tenerife se intensificarán las prospecciones geoquímicas en aquellas zonas de anomalías detectadas en cada una de los dominios mineros para evaluar la extensión e importancia de las mismas, así como el desarrollo de prospecciones geoquímicas en un nuevo dominio minero que se localiza fundamentalmente en el término municipal de Fuencaliente de La Palma.

El impacto que la geotermia podría tener sobre el sistema energético Canario sería notable, según los investigadores, dotándole de una fuente de energía renovable, prácticamente libre de emisiones y de producción continua a todas horas los 365 días del año, contribuyendo a la reducción de los costes de generación eléctrica en Canarias, mejorando también la seguridad de suministro, la diversificación de las fuentes de abastecimiento y la protección del medio ambiente.