Vuelven a limpiar de excrementos el esqueleto de rorcual en El Charco

Operarios, mientras limpian el rorcual.

Después de la limpieza ejecutada en diciembre de 2015, el Ayuntamiento de Arrecife ha vuelto a realizar tareas de mantenimiento en el esqueleto de rorcual tropical situado en El Charco de San Ginés.

El concejal de Limpieza y Medio Ambiente, Tomás Fajardo, se acercó hasta el lugar este martes, día 19 de junio, para supervisar las labores de mantenimiento: “Debemos mantener en buenas condiciones uno de los lugares más valorados y visitados del municipio. La estructura de hormigón está en buen estado, pero es evidente el deterioro en los huesos”, comentó hoy.

Fajardo recordó a la ciudadanía que el deterioro del esqueleto es “consecuencia directa de los excrementos de las numerosas palomas comunes y tórtolas que se avistan en la zona y que lo utilizan como posadero. En ese caso debemos evitar alimentar a las palomas en ya que son la principal causa de suciedad y deterioro”.

El concejal Tomás Fajardo se acercó hasta la zona para observar la marcha de los trabajos.

Como en ocasiones anteriores, para poder acceder al esqueleto se ha utilizado un camión grúa que ocupó parcialmente la zona durante el horario señalado.

La ubicación de este esqueleto de ballena en las aguas del Charco de San Ginés fue considerado un hito en cuanto al valor patrimonial y natural que representa, fruto del acuerdo desinteresado entre la Oficina de la Reserva de Biosfera de Lanzarote, la Sociedad para el Estudio de los Cetáceos en el Archipiélago Canario (SECAC) y el Ayuntamiento de Arrecife. Hay que recordar que la pieza antes cumplía una función ante todo didáctica y educativa en el antiguo Museo de Cetáceos de Puerto Calero.

La contratación de una empresa responde al convenio a tres bandas redactado en el momento de la instalación del esqueleto, donde se hacía referencia expresa a la necesidad de contratar regularmente un servicio de vigilancia y restauración para esta pieza.

2 Comments