Arrecife aprueba la demandada cesión del suelo para 400 viviendas públicas

La de hoy martes era la primera sesión plenaria en la que participaban los dos nuevos ediles del grupo CC-PNC, Dipak Dadlani y Ubaldo Fierro, situados en ambos extremos de la bancada nacionalista.

El Pleno del Ayuntamiento de Arrecife ha aprobado hoy martes, por unanimidad y el voto reticente del PP, la cesión de suelo solicitada por el Gobierno de Canarias para la construcción de un total de 400 viviendas públicas en el municipio.

La institución que preside Eva de Anta (PSOE) da así un nuevo paso en el expediente de cesión que inició en septiembre del pasado año, y que ahora deberá estar a exposición pública durante 20 días; período después del cual -de no existir contratiempos- sería llevado de nuevo a Pleno para la aprobación definitiva de la cesión.

La alcaldesa de Arrecife, Eva de Anta, manifestaba su satisfacción y afirmaba que “es el primer paso para superar la deuda histórica del Gobierno de Canarias con Arrecife en materia de vivienda. Con esta promoción no se solventa la dejación de años anteriores, pero es un paso en la buena dirección”.

Por su parte, desde la oposición han criticado el retraso en la cesión, y sostenían que la ciudad “perderá” este año la posibilidad de iniciar el proyecto ya que, según señalaban algunos ediles, no existe tiempo material para la redacción del proyecto por parte del Gobierno regional, que destina a esta promoción unos 3,5M€.

Durante el Pleno, de Anta ha salido al paso de las acusaciones vertidas por el Partido Popular, que afirmaba que Arrecife ha superado este plazo para la cesión por lo que las viviendas no podrían realizarse : “La fecha indicada por el Instituto Canario de la Vivienda no constituye un plazo de carácter legal, ni ningún vencimiento inaplazable”, aseguró la alcaldesa: “Se trata de una programación de carácter político y organizativo que en ningún caso puede suponer que Arrecife se vea privada de esa inversión”.

Además, De Anta ha señalado, que el expediente puesto en marcha por Samuel Martín antes de abandonar el Grupo de Gobierno, “adolecía de un error que hacía imposible su tramitación, pues una de las parcelas afectadas ya había sido cedida al Gobierno de Canarias. Hemos tenido que dejar sin efecto la cesión anterior, por no haber sido culminada, y conseguir que, en un tiempo récord, el Registro de la Propiedad reflejara la nueva situación, pues la cesión tenía que estar acompañada de una certificación registral que demostrara que la parcela estaba en condiciones de ser cedida”, ha explicado la alcaldesa.

La oposición cree que “llega tarde y mal”

La oposición apoyaba la cesión con reticencias.

Por su parte, Samuel Martín (CC) desmintió tal error, y señaló que sus deberes estaban hechos al salir del grupo de Gobierno, sin que pudieran responsabilizarse a él y a su partido de un trámite iniciado hace siete meses.

Por su parte, el Partido Popular, a través de su portavoz Dácil Garcias, advirtió de que el expediente estaba “mal tramitado”, y que existía la ausencia de informe que confirme que los terrenos pueden cederse con garantías, “para evitar sorpresa de compensaciones futuras, como ha sucedido en anteriores expedientes de este Ayuntamiento”.

Según afirmó Dácil, “es triste y lamentable que la alcaldesa socialista haya dicho que el Ayuntamiento no ha perdido los 3 millones de euros y que se estaba en plazo cuando el Gobierno porque si la formalización de la cesión de la parcela libre de cargas y gravámenes, no estaba culminada a finales del mes de marzo del presente año, el Instituto Canario de la Vivienda no podrá dar cumplimiento al compromiso asumido por la Consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, y por consiguiente, se podría en riesgo la ejecución del crédito consignado”.

De Anta respondía que los terrenos eran públicos y que no existía problema alguno en ese sentido. En cualquier caso, el PP emitió su voto favorable a la cesión, aunque quiso que constase en acta que “el expediente está mal tramitado”.

En las filas de Ganemos Arrecife y Somos Lanzarote, tanto Daniel Cabecera como Borja Rubio, sus portavoces, criticaron el retraso de esta cesión y subrayaron el “poco compromiso” del grupo de Gobierno con la política de vivienda, que no se solucionará en Arrecife con esta promoción pública que, según afirmaban, “llega tarde”.

También recordaban durante el debate algunas de las propuestas lanzadas en los últimos meses desde estos dos partidos en materia habitacional, para intentar solventar los problemas que arrastra la ciudad.