Alfredo Villalba denuncia amenazas recibidas por su labor de oposición

El edil socialista del Ayuntamiento de Haría, Alfredo Villalba, ha puesto en manos de la Guardia Civil para su investigación varios recortes de prensa sobre los que alguien manuscribe insultos y amenazas dirigidos al político norteño.

Según ha denunciado el concejal, el pasado viernes llegó a las oficinas municipales de Haría un sobre a su nombre que contenía recortes de prensa referidos a la contratación del número seis de la lista de Coalición Canaria al citado municipio. “Sobre los recortes se había escrito a mano un mensaje amenazante”, afirma el denunciante. Recuerda su partido que este hecho se une a pintadas que aparecieron en la sede del PSOE, dos días antes de las elecciones, con insultos directos al concejal. 

Recorte enviado a los medios por Alfredo Villalba.

Recorte enviado a los medios por Alfredo Villalba.

Explica el PSOE que tanto las amenazas recibidas en el sobre que contenía recortes de prensa, como las pintadas ofensivas, han sido puestas en conocimiento de la Guardia Civil mediante denuncia que fue presentada por Alfredo Villalba el pasado viernes día 1 de julio, en el cuartel de la Guardia Civil de Costa Teguise.

Villalba ha manifestado que estos intentos de amedrentarle “tienen una relación directa con las denuncias públicas que ha realizado sobre las irregularidades detectadas en la gestión del grupo de gobierno del municipio”, dice.

Algunos pretenden silenciar a la oposición e impedir que se denuncien irregularidades recurriendo a insultos y amenazas. Este tipo de actitudes no son más que comportamientos caciquiles y mafiosos, intolerables en nuestro estado de derecho”, ha señalado Villalba.

En ningún caso responsabilizo directamente al alcalde, pero lo cierto es que antes mis denuncias se ha negado a dar explicaciones satisfactorias, al contrario, en diversas declaraciones me ha acusado de provocador, señalándome como una especie de delator que rompe la paz del municipio”; se queja Alfredo Villalba sobre la supuesta actitud del primer edil de Haría, al que pide que rechace públicamente las presiones que está recibiendo.