Alfonso Valls ofrece en la Villa de Teguise su visión artística de Caleta de Famara

El autor estuvo acompañado por familiares, amigos y responsables políticos locales durante la puesta de largo de la muestra que estará este mes.

Huele a mar, huele a vida” es uno de los versos de los poemas de Alfonso Valls Cabrera; y bien podría resumir la esencia de la nueva exposición que el pintor lanzaroteño acaba de inaugurar en La Casa de la Cultura de Teguise.

Doce acuarelas y otros tantos poemas inspirados en la playa de Famara y en el pueblo de La Caleta, donde Valls ha pasado los veranos desde su infancia, componen la muestra que se podrá visitar durante este mes de diciembre.

Ambientado en la Caleta de Famara, las calles de la Caleta, el muelle, la iglesia, los paisajes de Famara, sus colores cambiantes con las horas del día, la luz del verano están recogidas en las acuarelas de Valls, y esa misma realidad la muestra el autor en los doce poemas que acompañan a cada uno de los cuadros.

Alfonso Valls Cabrera estudió Arquitectura en las Universidades de Las Palmas y Barcelona, sin embargo, la debilidad que siente por la pintura desde pequeño le ha llevado a desarrollar una carrera artística como pintor. Ha participado en distintas exposiciones colectivas, en la Bienal de Arte de Lanzarote y ha expuesto su obra en dos ocasiones en el Convento de Santo Domingo de Teguise.

El nuevo trabajo de Valls bien podría ser un homenaje al mar y a ese pueblo donde pasaba el verano de niño, cuyos paisajes y experiencias se vislumbran  en su obra y rebosan en sus poemas de carácter intimista, “Barcos en la playa. Brisa fresca de verano. Te recuerdo sin zapatos…” Unas sensaciones que el artista comparte y hace llegar a través de esta exposición, comisariada por el área de Cultura de Teguise que coordina Olivia Duque.